|16/10/21 02:10 PM

Argentina | No se aplicarán terceras dosis de la vacuna en 2021

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, explicó que la pandemia no terminó y hay que reforzar la inmunidad contra el virus, lo que se aplicará en 2022

Por Redacción

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, habló este sábado sobre el avance de la campaña de vacunación contra el COVID-19 y la situación sanitaria, a pocos días de haber iniciado la inoculación en niños desde los 3 años.

Por un lado admitió que la campaña de vacunación "se ralentizó", pero es lo que sucede en cualquier país del mundo. Además aclaró que todavía preocupa la variante Delta, ya que aunque no es predominante en el país, los casos están aumentando.

Por otro lado, afirmó que este año no habrá terceras dosis de la vacuna, sino que se empezarán a aplicar durante el primer semestre del 2022, asegurando que "estamos en una situación muchísimo más favorable de lo que cualquiera hubiera pensado". Así, celebró los resultados que ha obtenido el país pero advirtió que "la pandemia no terminó".

En ese sentido destacó que es importante seguir avanzando con la campaña para pensar en más aperturas. "Cerca del 90% de los mayores de 18 años iniciaron el esquema", aseguró.

Con respecto a las terceras dosis de la vacuna, la funcionaria confirmó que ya es un hecho porque hay que reforzar la inmunidad contra el virus. "No todas las enfermedades y vacunas se comportan igual. Si yo tengo COVID, puedo volver a tenerlo y la inmunidad de la vacuna no es de por vida, como la de la gripe, requieren refuerzos periódicos", explicó.

A su vez indicó que la tercera dosis estaba definida desde el inicio y que la campaña se planificó para ir ampliando etapas. Así, informó que los grupos con prioridad serán los mismos que este año, los de mayor riesgo. La titular de la cartera sanitaria dijo que la idea no es esperar a que pase algo, sino adelantarse a los hechos.

Finalmente, con respecto a quienes no han iniciado el esquema de vacunación, que representan el 10%, Vizzotti consideró que se debe a dos motivos: dificultad de acceso -lo que se está intentando solucionar yendo casa por casa- y que muchos tienen turno pero no asisten.