|29/09/21 05:08 PM

Video: un carancho cazó un gato y aterrorizó a los vecinos

La insólita escena fue captada por una cámara de seguridad en un barrio bonaerense. 

Por Redacción

La localidad de Gerli, en Lanús, fue escenario del extraño momento en que un carancho en pleno vuelo logró atrapar un gato con sus garras y escapar. La cámara de vigilancia de un kiosco captó el ataque, que se viralizó rápidamente en redes sociales y medios de comunicación. 

Como se puede ver en las imágenes, el felino blanco da la vuelta a la esquina de La Rioja y Av. Remedios de Escalada a toda velocidad, evidentemente tratando de escapar del ave de caza que lo perseguía. Según afirmaron algunos vecinos, este tipo de ave es habitual en la zona y suele llevarse ratas u otros animales pequeños.

Mirá el video:

 


En diálogo con el medio local El Diario Sur, el biólogo e investigador de Conicet Matias Pandolfi explicó que "los caranchos, al igual que otras especies rapaces, están colonizando las ciudades y los barrios por distintos motivos". Consultado acerca de una posible vinculación de este tipo de hechos con la pandemia, el experto indicó: "La culpa es más del calentamiento de las ciudades que de la pandemia. La isla de calor urbana aumenta la temperatura mínima de invierno y eso los atrae".

Que el carancho haya decidido atacar al gato se explica por el tipo de alimentación de estos animales, que son omnívoros de dieta bastante variada. Si bien es común que prefieran la carroña o restos de basura, no es extraño que intenten cazar palomas, ratas, sapos, peces y, como en este caso, animales medianos como liebres o gatos. Generalmente son de color gris y negro y es fácil encontrarlos en zonas rurales y urbanas Argentina, Bolivia, Brasil, Chile y Perú.

Sus nidos, ubicados en los árboles, suelen tener un aspecto desordenado (de allí el dicho “parece un nido de carancho” para referirse a algo desprolijo). Pone tres o cuatro huevos de color ocre, manchados de marrón. Tanto la hembra como el macho se ocupan de la incubación y defienden su nido si algo extraño se acerca.