|17/09/21 11:59 AM

Siete actividades ideales para compartir con tu perro al aire libre

El tiempo que dedicamos a las mascotas es clave para su salud y desarrollo. Establecer rutinas con ellas nos ayuda a conocer sus preferencias.

Por Redacción

Las mascotas necesitan atención en distintos aspectos, incluyendo a la diversión y el esparcimiento. En el caso de los perros, el bienestar corporal, el desarrollo de articulaciones sanas y la condición muscular dependen en gran parte de la actividad física. Lo mismo cuenta para su salud mental, dado que las salidas y rutinas en espacios abiertos aportan el contexto para que crezcan sus habilidades cognitivas y sociales.

Por esto, es importante comprometerse a planificar paseos o actividades que se adapten a las necesidades de nuestros amigos animales, siempre tomando en cuenta sus características; edad, espacio en donde viven, estado de salud y particularidades de raza son algunos puntos a considerar.

Los cachorros, por ejemplo, requerirán que se comparta con ellos ejercicios moderados, sin demasiada exigencia física, al igual que los perros de edad avanzada y algunas razas denominadas braquicefálicas. Pero antes de pasar a las siete actividades que cualquiera podría planificar con su mascota, se debe tener en cuenta qué es lo que hay que hacer antes de incluirlas en la rutina diaria.

  • Visitar al veterinario para obtener un apto físico. Lo mejor sería repetir las consultas al menos una vez al año para monitorear la salud del perro.
  • Asegurarse de que su alimentación es sana y equilibrada. Para esto, es importante no guiarse sólo por el precio del alimento, si no por comprobar que aporte las proteínas y nutrientes necesarios. Asimismo, consultar con un veterinario sobre las cantidades que la mascota necesita y cómo dosificarlas.

 

Siete actividades ideales para mascotas al aire libre

Lo ideal sería que, cualquiera sea la actividad elegida, empezar con sesiones cortas y variadas para observar cómo se comporta la mascota. En base a eso, se puede conocer mejor sus preferencias y será mas fácil saber qué necesita en cada momento y cómo controlar su correcto desarrollo físico y mental.

El descanso entre rutinas es vital, al igual la correcta hidratación del perro durante el tiempo que se pase fuera de casa haciendo la rutina que más convenga.

Footing: correr a un ritmo constante y moderado entre ambos es una buena forma de ejercitarse junto a los perros. Si el animal es adulto y cuenta con condiciones físicas adecuadas, no debería haber ningún problema. Lo mejor es combinar el paso con ejercicios de estimulación mental.

Canicross: es como el footing, pero en entornos de montaña o cerros. Para esta actividad, se recomienda poner especial énfasis en la hidratación y contemplar que la superficie del suelo no dañe las almohadillas y patas del perro.

Paseo en bicicleta: para lograr que el perro disfrute de acompañarnos mientras paseamos en bicicleta, es importante dedicar un tiempo previo para enseñarle las órdenes básicas de comunicación. No se recomienda en perros que presentan problemas del comportamiento como miedo o agresividad.

Juegos con la pelota o el fresbee: es una actividad completa que permite que el perro se ejercite de forma activa, sin embargo, puede generar estrés y ansiedad si no se realizan pausas durante el ejercicio.

Agility: este deporte canino combina obediencia y actividad física, por lo que en este caso se asegura una buena estimulación mental. Ayuda a mejorar el vínculo con su familia y es una forma estupenda de realizar ejercicio activo.

Adiestramiento y habilidades caninas: enseñar a los perros trucos y órdenes diversas ayuda a mantener su mente activa. Además, permite que gaste energía y se canse sin ejercitarlo de forma intensa. 

Senderismo: es una buena opción para aquellos perros que no se sienten motivados con los deportes anteriormente mencionados, al ser una actividad mucho más libre y relajante. El perro recibirá mucha estimulación mental del entorno.