|05/04/21 07:27 AM

Alertan por afecciones oculares en los adultos

Qué es y cómo tratar una enfermedad que deteriora la visión de las personas de edad avanzada

La Degeneración Macular Relacionada con la Edad (DMRE) es una enfermedad del ojo ocasionada por daños o deterioro de la mácula. La mácula es una capa amarillenta de tejido sensible a la luz que se encuentra en la parte posterior del ojo, en el centro de la retina. Esta área proporciona la agudeza visual, la que permite al ojo percibir detalles finos y pequeños.

Cuando la mácula no funciona correctamente, las áreas del centro del campo visual empiezan a perder nitidez, volviéndose turbias, borrosas. En personas con más de 50 años, la DMRE es aún una de las principales causas de pérdida grave de visión y de ceguera.

En pacientes con DMRE existe un 50% de riesgo a cinco años de afección del otro ojo y se calcula que un 40% de las personas diagnosticadas tiene más de 75 años de edad. Siendo la primera causa de ceguera en países industrializados y la tercera a nivel mundial, se estima que en 2020 año la DMRE alcanzó a 196 millones de personas en el mundo y llegará a 288 millones para el año 2040.

 

Particularidades de la degeneración macular

Existen dos tipos de degeneración macular, normalmente conocidas como “seca” y “húmeda”.

La DMRE seca es la más común, ya que afecta al 85% de los pacientes con esta patología, donde parte de la retina se degenera implicando una pérdida lenta y gradual de visión. Aunque actualmente no existen tratamientos disponibles para revertir los efectos de la DMRE seca, los estudios han demostrado que las vitaminas, minerales y antioxidantes pueden retardar su progresión.

El 15% restante padece lo que se conoce como DMRE húmeda, una enfermedad ocular degenerativa y crónica que, sin un tratamiento temprano, provoca el deterioro rápido, progresivo e irreversible de la visión.

La DMRE húmeda conduce, por ejemplo, a la pérdida de la visión central y la capacidad de ver las cosas directamente delante de uno.

“La degeneración macular se presenta en personas mayores de 50 años, es una patología que se produce en la mácula, que es el centro principal de la visión central de la retina, donde se capta la imagen y es transmitida por el nervio óptico al cerebro”, expreso a El Ciudadano el médico oftalmólogo Miguel Ángel Taccetta (MN 11557).

Y agregó: “Esta lesión produce que la estructura de las capas de la retina altere la recepción de la imagen”.

“Es muy difícil de tratar actualmente y hay medicación en estudio, lo que se intenta siempre es preservar y de mantener la visión que el paciente tiene”, indicó Taccetta.

El profesional además expresó que “la cura es difícil, al igual que la ganancia en la visión, por lo que se trata siempre de procurar que el paciente no siga perdiendo la vista”.

Algunos de los síntomas frecuentes de la DMRE son: “Distorsión, las líneas rectas pueden parecer onduladas o dobladas, visión borrosa o dificultad para leer o hacer cualquier otra actividad que requiera detalles en la visión central, manchas oscuras que aparecen en el centro de la visión, contraste reducido, necesidad de más iluminación, más sensible al deslumbramiento, disminución de la visión nocturna y pobre sensibilidad al color”, explicó el profesional.

 

Cómo afectan al ojo

En la DMRE secar medicamentos son principalmente vitaminas para tratar de mantener un poco mejor el metabolismo de la retina para que no siga avanzando, por lo que se trata con complejos vitamínicos de diferentes laboratorios, eso permite mantener la visión y lograr un mejor funcionamiento de la retina”.

La DMRE húmeda: “Se manifiesta por la producción en exceso de una proteína denominada Factor de Crecimiento Endotelial Vascular (VEGF, por sus siglas en inglés) que, en grandes cantidades, producen un crecimiento anormal de los vasos sanguíneos dentro de la retina”, indicó el doctor.

“Éstos hacen que se acumule fluido en la retina lo que destruye la mácula. La acumulación de fluido altera la estructura de la retina y de la mácula disminuyendo la agudeza visual y puede provocar visión borrosa y dificultad para ver directamente adelante. Sin un tratamiento adecuado, la DMRE húmeda causa pérdida irreversible de la visión central”, explicó.

Sobre el tratamiento, el doctor expresó: “Las medicaciones que están actualmente en estudio lo que hacen es tratar de evitar la neoformación de vasos, bajar el edema y hasta el sangrado, en pacientes a los cuales le han colocado esta medicación ha generado que la visión que tienen se mantenga y hasta a veces han ganado un poco de más de agudeza visual, pero son patologías que se mantienen porque no se pueden curar”.

“Dentro de los principales factores predisponentes se encuentran aquellos que pueden modificarse, como por ejemplo, el tabaquismo, los dietarios o alimentos, por lo que es importante ingerir alimentos con vitaminas”, recalcó el profesional “y el ejercicio físico, y los que no pueden modificarse, como por ejemplo la predisposición genética o la edad”, señaló.

Para cerrar el doctor Taccetta indicó: “Han aumentado las consultas y que se ve más en la sociedad las molestias visuales, tanto visión borrosa, ojo seco, ojo rojo, por mayor exigencia de la visión y el gran aumento del uso de dispositivos electrónicos por el trabajo en casa o las clases virtuales relacionadas con los chicos”.

 

 

TAGS