|30/08/21 11:43 AM

Los signos más lindos del zodíaco

No solo son portadores de rasgos físicos que con frecuencia suelen enamorar a los demás, sino que también su belleza está imbuida en otras facetas, como el modo de comportarse y de presentarse al mundo

Por Redacción

Hay algunos signos del zodíaco muy afortunados porque gozan de rasgos en los que, en línea con su arquetipo astral, los suelen dotar de una gran belleza que obnubila a todo su entorno.

No necesariamente hay que hablar de los rasgos físicos asociados a estos signos, sino que su belleza está imbuida también en otras facetas como el modo de comportarse y de presentarse ante los demás.

Algunos de los rasgos principales, los motivos y los signos que pueden considerarse los más bellos del zodíaco, son los siguientes:

 

Leo

La vitalidad de las persona de Leo los hace lucir siempre radiantes y jóvenes. A menudos los leoninos parecen mucho más chicos en edad de lo que realmente son.

Algunos de los secretos que hacen atractivas a las personas de este signo son, por ejemplo, la intensidad con la que viven día a día, la animosidad y el carácter contagioso, que irradia liderazgo.

Leo además es gustoso de los elementos llamativos y siempre llamará la atención con perfumes potentes, accesorios bien jugados en su look o gustos bien refinados que darán cuenta al mundo de que es un verdadero 'bon vivant'.

Los rasgos físicos que suelen caracterizar a estas personas son la constitución hercúlea y aspecto poderoso, entremezclados con facciones redondeadas y aguileñas.

El color de cabello de las personas de este signo zodiacal, suele ser claro o rubio.

 

Libra

Otro de los signos zodiacales portador de gran belleza en todo su accionar y con frecuencia en su apariencia física es Libra.

El gran secreto del atractivo para Libra se encuentra condensado en la palabra ‘armonía’.

Los librianos presumen un balance envidiable entre sus pasiones, sabiduría, reflexión y equilibrio con el entorno, que hacen que sus semejantes siempre quieran tenerlos a su lado y los adoren o respeten fuertemente.

A diferencia de Leo, Libra no busca ser atractivo, ya que lo es “desde la cuna”. La armonía con la que suelen afrontar  los hechos en su vida, sin ponerle maquillaje a 'las cosas', los dota de una naturalidad y frescura que los hace bellos y bellas sin límites.

Si tenemos que hablar de rasgos físicos generales de las personas de Libra, estos suelen ser muy simétricos, bonitos y redondeados.

Su aspecto general les confiere a los librianos un aire dulce, elegante y bondadoso.

 

Sagitario

Los sagitarianos tiene una característica a la que le sacan diariamente mucho 'jugo' y enamora a quienes los rodean: su optimismo.

Las personas nacidas bajo este signo zodiacal están en permanente renovación y búsqueda de nuevos objetivos, ya que odian la rutina y los límites preestablecidos. En su lucha diaria para conquistar nuevos espacios o ideas, terminan por lucir siempre vigorosos y jóvenes, dotándolos así de un gran atractivo

Sagitario es optimista siempre y se abre paso en la conquista de un futuro mejor que el presente, lo que emana una energía que hace que sus semejantes quieran estar siempre junto a ellos y dejarse llevar por su espíritu aventurero y positivo.

Los rasgos físicos de los sagitarianos en general suelen ser atléticos, estilizados o erguidos, con piernas fuertes y torneadas. Los ojos de las personas de este signo suelen ser muy bellos y su frente ancha, despejada.

Sagitario suele llamar la atención de los demás e 'hipnotizarlos' por su altura y condición atlética.

 

El resto de los signos del zodíaco

Que estos tres signos zodiacales tengan una predominancia natural hacia los estándares de belleza más buscados, no significa que los demás sean menos guapos o no tengan actitudes que los tiñan de gran belleza.

A la hora de hablar de belleza, hay que remarcar que la más importante de todas es la que se encuentra en el interior de cada persona, en el alma.

El cuerpo, es solo un “envase” que porta nuestro verdadero espíritu y es este el que confiere de verdadera hermosura a un ser humano.