|08/06/21 10:47 AM

Falleció y les dejó un contundente mensaje a familiares "borrados"

La última voluntad de una mujer española se hizo viral porque en ella expresó quienes podían asistir a su funeral y quienes no. Estaba profundamente enojada con gran parte de su familia

Por Redacción

Los obituarios de los diarios pueden sorprender a más de uno en diversas ocasiones ya que algunos mensajes, pueden tornarse hilarantes o bizarros por los detalles que narran.

Una esquela muy detallada que dejó una mujer en su última voluntad, se volvió viral en las redes sociales luego de que un internauta diera a conocer lo que esa persona esperaba para su ‘último adiós’ y en eso se destaca el enojo que tenía hacia ciertos familiares que al parecer “se borraron de su vida”.

Severa hasta en las últimas consecuencias; quedó claro que Paz Fuentes Fernández, una mujer española oriunda de Lugo, sabía lo que quería para su vida e incluso para su muerte….

La fallecida admitió que tenía una “particular manera de decir las cosas” y pidió en su última voluntad que solo se deje asistir a su funeral a una selectiva lista de personas. Cabe destacar que al parecer, hubo varios familiares directos de la mujer que quedaron excluidos de esa nómina porque para Fernández esas personas no cumplieron con sus expectativas de compañía, cariño y vínculo en líneas generales, que se suponía que debían tener dado su lazo de sangre.

"Siguiendo mis principios y mi particular manera de decir las cosas, dispongo que: ya que hace mucho que mi familia no es de sangre, impongo mi última voluntad para que solo se deje asistir a mi funeral, en el tanatorio, iglesia y cementerio a las personas que menciono a continuación", dice la esquela de la fallecida mujer española.

El mensaje es contundente con todos aquellos que mantienen un lazo de sangre con la difunta pero que no forman parte de la lista de nombres autorizados por ella misma para estos le den su “último adiós”. Paz Fuentes Fernández, declaró al respecto: "Al resto de gente que jamás se preocupó durante mi vida, les deseo que sigan tan lejos como estuvieron".

La esquela fue fotografiada por un usuario de Twitter que puso, “Aquí hay UN NOVELÓN” y no tardó en hacerse viral, llenándose de comentarios y reacciones.