|21/07/21 11:24 AM

Día Mundial del Perro: los signos más aptos para tenerlo como mascota

Todas las personas pueden adoptar, cuidar y amar a un can, sin embargo algunos signos del zodíaco tienen facultades que harán que sus mascotas sean las más consentidas 

Por Redacción

Este 21 de julio se celebra el Día Mundial del Perro y te vamos a contar en esta nota de El Ciudadano, cuáles son los signos del zodíaco que más aptitudes tienen para tener al "mejor amigo del hombre” en sus vidas;  y que características son las que más podrían llamarles la atención de los perros, según los arquetipos de la personalidad zodiacal que tienen.

Cabe destacar que cualquier persona puede tener un animalito y amarlo con plenitud. No hay condicionantes a la hora de darle afecto a otra vida, sin embargo aquí solo nos disponemos a repasar algunos de los signos del zodíaco más aptos para adoptar un can.

 

Cáncer

Para Cáncer, la familia es una prioridad absoluta por lo que para los cancerianos, un perro familiar no es una mera ‘mascota’ sino uno más del grupo íntimo de sangre.

Los nacidos bajo este signo zodiacal, resultan más que aptos para tener uno o varios perros

Cáncer preferirá un perro que se adapte a toda la familia, que tenga buen carácter, sea juguetón pero a la vez protector. Entre las razas que podrían funcionar muy bien para ellos, se encuentran los boxer, bulldog, rottweiler o pitbull. Todos, a pesar de tener una presencia intimidante, resultan muy cariñosos con los suyos y bravos con los ajenos, igual que las personas de Cáncer.

 

Sagitario

Los animales como las personas, deben estar y sentirse en libertad; justamente este signo zodiacal es uno de los que toma esa palabra como punto de partida para todo.

Un perro con un sagitariano, tiene asegurados muchos paseos, viajes y salidas. Nada mejor que ver a nuestros mejores amigos de cuatro patas corriendo felices con la lengua afuera durante toda una tarde, por ejemplo, o viviendo aventuras junto a nosotros en viajes o paseos soñados.

El border collie, galgo y golden retriever, son tres razas que se adaptan perfectamente a este tipo de perfil y que jugarán hasta el final con sus amos, pero además siempre comprenderán el valor de los límites, la distancia y el tipo de recorrido. Justamente todo lo que Sagitario evalúa en la vida durante su día a día.

La curiosidad mueve a este signo zodiacal y por lo tanto necesitan un perro valiente e inteligente a su lado y que quiera acompañarlos a territorios desconocidos para vivir cada paso con intensidad.

 

Virgo

Como las personas de Virgo se caracterizan por el orden y la limpieza, serán muy detallistas a la hora de mantener y cuidar a sus mascotas y en este caso, a los amigos perrunos.

Virgo procurará cepillar al perro en caso de que haga falta pata quitarle el pelo sobrante, le enseñará a moverse dentro espacios puntuales en la casa y con disciplina, por lo que un can de una persona que es de este signo muy probablemente sorprenda a los ajenos por la educación que muestra ante ellos.

El perro de un virginiano siempre comerá a horario y en el mismo sitio de la casa. La educación para que nuestros mejores amigos eleven nuestra calidad de vida resulta fundamental y las personas de este signo zodiacal lo saben, por lo que abocarán sus mejores esfuerzos en cumplir ese objetivo.

Las razas ideales para ellos son el terrier escocés, el pastor alemán, los labradores o caniches.  En definitiva, cualquiera que permita ser instruida con facilidad y que sea lo más pulcro posible.

 

Piscis

Este signo zodiacal destaca por su sensibilidad, lo que seguramente hará que los perros de los piscianos estén siempre estén muy mimados y atendidos.

Piscis podrá volcar su ternura con perros más bien chicos que pueden acompañarlos a todos lados, por eso para ellos son más recomendables las razas como el pug, el chihuahua o los caniches.

Como este signo tiende a ser algo desorganizado, los perros pequeños y adorables son los que mejor se adaptarán a la rutina y espacios de los piscianos, ya que los canes de gran tamaño podrían contribuir aún más al desorden y al caos en el hogar de aquellas personas nacidas entre el 20 de febrero al 21 de marzo.