|25/07/21 09:15 PM

Decodificación Bioemocional: el porqué de las enfermedades

Hablamos con la especialista Nadya González quien nos explicó en qué consiste esta terapia y cómo nos ayuda a sanar nuestro síntoma

Las Terapias Alternativas han tomado relevancia en el último tiempo como una herramienta clave para el bienestar emocional. Muchas de ellas, proponen sanar las enfermedades no de manera física y con remedios de la clásica alopatía, sino desde un punto de vista más emocional.

A partir de esta idea la Decodificación Bioemocional -una de las terapias alternativas más experimentadas- supone que cada enfermedad que se manifiesta en el plano físico es consecuencia de alguna problemática emocional. Algunas de estas patologías pueden ser eventuales, pero otras pueden hacerse presente de manera crónica impidiéndonos desarrollar una vida normal. Aquí, es en donde podremos la decodificación toma un rol preponderante y nos permite ver con otros ojos la posible sanación de un síntoma.

¿De qué se trata?

La Decodificación Bioemocional es una disciplina que nos ayuda a entender que todo síntoma que aparece en nuestro cuerpo, viene a mostrar que detrás de esa señal hay una historia no resuelta que dejó como resultado emociones escondidas y bloqueadas. Entonces, "es una nueva mirada sobre la enfermedad, en la cual se cree que el cuerpo nos informa, y que a través de un síntoma, nos da un mensaje y nos muestra dónde tenemos que sanar" explicó la Terapeuta en Decodificación Bioemocional y Constelaciones Familiares Individuales, Nadya Valeska González Pérez.

Existen diferentes "síntomas" que pueden aparecer, expuso la especialista y agregó que nos damos cuenta, porque estos "nos imposibilitan vivir con plenitud y pueden ser físicos como una diabetes, emocionales como la ansiedad, y también situaciones de vida como por ejemplo tener dificultad para conseguir trabajo, pareja", etcétera.

¿Qué información nos proporciona cada sesión?

Nadya indicó con relación al tratamiento: "Esta herramienta se complementa con la medicina y la psicología, y a través de nuestro acompañamiento emocional, ayudamos a que la persona descubra y comprenda el origen (oculto en su inconsciente), que desencadenó en un síntoma, para que de esta manera logre tomar conciencia, y se pueda autosanar al liberar sus emociones que habían quedado guardadas".

El procedimiento de las sesiones se divide en 3 partes

  • En la primera sesión: se analizan las emociones que ha vivido la persona en su vida contemporánea (Desde que nació hasta su edad actual)
  • En la segunda y tercer, sesión: se visibiliza toda la etapa de proyecto y sentido (periodo que abarca desde los 9 meses antes de nuestro momento de concepción hasta los 3 años aproximadamente), con el fin de comprender las historias y el contexto emocional que ha vivido mamá en este periodo, el cual nos transmitió sin intención, y que quedó guardado en nuestro inconsciente
  • En la tercera y cuarta sesión, finalmente: se trabaja con el árbol genealógico de la persona, para buscar historias y patrones que se hayan repetido de nuestros ancestros, y de esta manera encontrar la lógica y el origen de nuestros conflictos de hoy en día.

Además, entre sesión y sesión la persona debe esperar 21 días aproximadamente, que es el tiempo que lleva la conciencia en procesar toda la información a nivel inconsciente que se trabaja y "cada una de ellas dura aproximadamente 2 horas".

De acuerdo a la cantidad de encuentros la terapeuta apuntó: "La cantidad de sesiones depende de cada síntoma a trabajar y también de la persona, pero por lo general, con 5 sesiones se logra comprender el mensaje que vino a mostrarnos la enfermedad".

El síntoma luego de la terapia, ¿Puede llegar a sanar?

Las emociones ocultas que hay en el inconsciente detrás del síntoma, en la sesión "se trabajan para ser liberadas", por lo que la persona "comienza a tomar conciencia de toda la historia que venía a mostrarle su síntoma" manifestó Nadya, lo que hace que el cuerpo ya no necesite manifestar a través de un síntoma físico o emocional, porque la persona comienza a sanar la historia no resuelta.

De esta manera se pueden ir notando los cambios, "y se consigue que la persona vea la vida con otros lentes, más allá de que es un proceso que lleva tiempo, voluntad y constancia.", aclaró.

La Historia de la Biodecodificación:

Según la entrevistada, la Biodecodificación tiene relevancia hace no más de 30 años, pero en realidad, el siglo XIX la vio nacer de la mano de Freud en 1856 y 1939, "quien fue el primero en hablar de conflictos inconscientes, traumas emocionales y recuerdos que no tienen acceso a la consciencia"

Luego de algunos años, el médico alemán, Hammer en 1980 a raíz de un incidente personal, la muerte de su hijo y el surgimiento de un cáncer testicular comienza a investigar sobre los orígenes de esta enfermedad y comprueba la relación existente entre lo emocional ante esta situación traumática, y el origen a la enfermedad. 

En tanto, y a partir del concepto de la Biodecodificacion descubierta por Hammer, es que comienzan a surgir distintas corrientes, entre ellas: la que conocemos actualmente como "Decodificación Bioemocional" que fue creada por Pablo Almazán.

 

Le agradecemos a Nadya Valeska González Perez: Terapeuta en Decodificación Bioemocional y Constelaciones Familiares Individuales y también especialista en lecturas Akáshicas.

IG: @terapias.alternativas.mza