|24/11/21 07:52 AM

¿Cómo es el abrazo ideal?

Nos hace liberar oxitocina y eso, según estudios científicos, nos regala felicidad. Pero, ¿tiene que ser fuerte? ¿Cuánto debe durar? Un equipo de la Universidad de Londres ha analizado qué tipo  se percibe como el más placentero

Por Redacción

Para la mayoría de las personas un abrazo representa apoyo, felicidad, cercanía y una forma de expresar lo que sentimos hacia los demás; sin embargo, los beneficios de los abrazos son más extensos, porque impactan directamente en tu salud.

Tienen claros beneficios en nuestras relaciones interpersonales. Cuando conocemos a alguien, nos ayudan a ‘romper el hielo’ e iniciar un contacto amistoso. Si abrazamos a un ser querido o a cualquier persona significativa, esos lazos se fortalecen y la cercanía emocional aumenta. Y, del mismo modo, las relaciones de pareja se ven sumamente enriquecidas por los abrazos frecuentes entre sus integrantes.

Científicos de la Universidad de Duke, en Estados Unidos, aseguran que una persona necesita recibir abrazos y caricias desde sus primeros años de vida, para evitar que sus neuronas mueran por la ausencia del contacto físico.

La importancia de este contacto físico aumenta con el tiempo, por ejemplo, un estudio de la Universidad de Carolina del Norte sugiere que cuando otras personas nos tocan o abrazan se incrementan los niveles de oxitocina en la sangre, mejor conocida como la hormona del amor.

Por ello, es una terapia ideal para reducir la depresión, soledad, ansiedad, estrés y sanar tu cuerpo, pero, ¿qué otros cambios generan en tu cuerpo un abrazo?

El estudio realizado en la Universidad de Londres se realizó entre estudiantes universitarios y sirvió para determinar: dónde es mejor poner los brazos al abrazar, la duración adecuada y la presión idónea.

 

Cómo poner los brazos al abrazar

Los investigadores ingleses analizaron que existen dos tipos de abrazo, principalmente:


• Estilo entrecruzado: la persona que abraza pone un brazo sobre el hombro de la persona abrazada y el otro brazo por debajo del brazo de su pareja.
• Estilo cuello-cintura: los dos brazos de la persona que abraza se colocan alrededor de la cintura de la persona abrazada.
Según la investigación, lo más común es abrazar con un estilo entrecruzado (el 66% de las personas abraza así y el porcentaje se eleva hasta el 82% en el caso de los hombres). Parece que el placer obtenido al recibir un abrazo no se relaciona con el tipo de abrazo que se dé.
Sin embargo, la principal investigadora de este trabajo, la doctora Anna L. Dueren, considera que la preferencia hombre-hombre por los abrazos entrecruzados es especialmente interesante, porque trabajos anteriores habían indicado que las personas se sienten más iguales con este estilo de abrazos. El entrecruzamiento, dice, puede transmitir cercanía, sin agregar un subtexto romántico.

Cuánto debe durar un abrazo

Los voluntarios que participaron en esta curiosa investigación recibieron seis abrazos distintos y calificaron los abrazos según el grado de placer que les proporcionaba. En relación con el tiempo:


• Los abrazos que duraban menos de un segundo eran calificados como los menos placenteros.
• Los abrazos de entre 5 y 10 segundos. En una escala de placer de uno a 100, los abrazos de 5 a 10 segundos puntuaron 60, sin diferencias significativas entre las dos duraciones más largas.
• Los abrazos de más de 10 segundos con una persona extraña eran concebidos como ‘raros’ por los participantes del estudio. Aunque, a medida que los estudiantes fueron recibiendo abrazos, esta sensación de rareza se fue disipando, aprecian los investigadores.

 

Cómo se debe abrazar

En cuanto a la presión a la hora de dar un abrazo, los investigadores concluyen que las personas solemos relacionar la presión del abrazo con el grado de romanticismo que hay en este acto. Así pues, un abrazo con mucha presión es concebido como un abrazo más romántico. Entonces, parece que, si la intención no es romántica, el abrazo debe ser más suave que si tiene una intención romántica.
En conclusión, los resultados de este estudio sugieren que el abrazo más seguro y más agradable es uno de 5 a 10 segundos de duración con los brazos cruzados.

Fuentes: Cuerpo Mente y Salud180

TAGS