|25/11/21 07:42 PM

Alerta por salmonella: cómo prevenir enfermedades con los alimentos

La provincia de Salta se encuentra en alerta epidemiológica por un notable aumento de casos. Cómo lograr una buena higiene en lo que consumimos

Por Redacción

El Ministerio de Salud de la Nación y el Ministerio de Salud Pública de Salta emitió una alerta epidemiológica por el aumento de casos de fiebre paratifoidea por la salmonella en la provincia de Salta, siendo que el 63% de las infecciones se registraron en menores de 15 años. El objetivo de la medida, es el de informar sobre la situación de riesgo e intensificar las actividades de prevención y control.

La infección por salmonella es una enfermedad trasmitida por los alimentos. La mayoría de las infecciones se contraen justamente a través de alimentos contaminados.

Lavar bien los alimentos es fundamental para prevenir infecciones.

En diálogo con El Interactivo (lunes a viernes de 13 a 14 por Facebook y YouTube de El Ciudadano) la bromatóloga María Claudia Degrossi explicó cómo prevenir enfermedades por consumir alimentos que no están en buenas condiciones.

"Es importante distinguir que el tipo de salmonella con la que lidian en Salta no es que habitualmente está en el pollo, el huevo, la carne, es diferente. Salmonela tifi y paratifi tienen como principal reservorio el cuerpo humano. El ser humano la va a eliminar por materia fecal y si no hay higiene de manos intensa podrá pasar a los alimentos y la diversidad de alimentos que toque después de ir al baño y no lavarse bien las manos. O las excretas que no son procesadas correctamente y contaminan el agua de riego, podrán ser una fuente de contaminación importante de vegetales", añadió la bromatóloga.

En ese sentido, dijo que “en líneas generales, la enseñanza en casa del lavado de manos pasa a ser fundamental, y la puesta en práctica. Siempre tenemos jabón líquido en la cocina y presionar ese jabón con el dorso y no con la palma, que es habitualmente lo sucio. Hacer el lavado de manos cuando trabajo y al haberme sacado los anillos", y agregó que "revisar la cocina para trabajar, porque muchas veces es salón de usos múltiples la cocina en casa. Revisar que esté todo libre de esos objetos que no sean para cocinar, tener siempre un repasador solo para manos para no malgastar papel".

“Ponernos los ojos de la inocuidad, todo lo que nos llega crudo: pollo, carne, huevos, vegetales pueden llegar a estar contaminados, no lo sé, es posible. Pero es distinto si compro productos envasados, leche pasteurizados y fiambres. En esto tengo que tener cuidado con se crucen y lo que está crudo y potencialmente contaminado", continuó la especialista.