|09/06/21 05:50 PM

Pronostican avances históricos en el tratamiento de la diabetes

Investigadores desarrollaron un método capaz de reemplazar las células que fallan en la generación de insulina.

Por Redacción

La diabetes es la enfermedad crónica provocada por el mal funcionamiento de las células beta pancreáticas, que son las encargadas de la segregación de insulina utilizada por el organismo para nivelar los niveles de glucosa en la sangre. La Organización Mundial de la Salud estima que unos 171 millones de personas en el mundo padecen esta afección. En Argentina, 1 de cada 10 personas mayores de edad tiene diabetes, según fuentes oficiales.

A través de una investigación integrada por el Instituto Salk (La Jolla, California) y la Universidad Católica San Antonio de Murcia (España), científicos crearon un protocolo capaz de generar este tipo de células, mecanismo que proyecta una alta eficacia para tratar la diabetes de tipo 1 y 2.

El método desarrollado por investigadores a cargo del español Juan Carlos Izpisúa permite obtener células beta pancreáticas a partir de las denominadas células pluripotentes inducidas, presentes en el cuerpo humano. Estas últimas tienen la capacidad de dividirse indefinidamente y así convertirse en las necesarias para que el organismo rectifique la producción de insulina. Las pruebas realizadas in vitro (fuera del cuerpo) y en ratones, demostraron su capacidad de revertir la hiperglucemia en un periodo de dos semanas.

"Nuestro protocolo proporciona una plataforma robusta para estudiar las células beta humanas y desarrollarlas a partir de células pluripotentes para la terapia de reemplazo celular" explicaron los responsables del estudio, cuyos avances serán publicados en la revista científica de acceso abierto Nature Communications.

El potencial innovador de este descubrimiento es que daría pie a poder llevar adelante terapias de reemplazo celular, hasta ahora inéditas en la aplicación clínica para tratar la diabetes. Es que los protocolos diseñados hasta el momento no han superado el 40% de eficacia en la generación segura de células beta pancreáticas. Además, presentan otras complicaciones como la composición heterogénea de estas células, falla que podría provocar efectos no deseados en pacientes a tratar.