|09/10/21 12:12 PM

Publicidad en los sueños: cerveza, hamburguesas y videojuegos serían las primeras

Marcas reconocidas internacionalmente están cada vez más cerca de introducir sus productos en nuestras cabezas mientras dormimos.

Por Redacción

La cantidad actual de anuncios publicitarios que las personas vemos a diario es absurda, aunque nada comparado con lo que podría aumentar en un futuro no tan lejano: los sueños, ese mundo único, individual e inalcanzable para los demás, está cerca de convertirse en un espacio susceptible al artilugio más antiguo del marketing.

El cimiento de esta posibilidad creció en abril, cuando un grupo de investigadores publicó en la revista Current Biology un estudio en el que demostraron haber podido comunicarse con voluntarios mientras dormían. Resolver problemas matemáticos, mover los ojos de la manera indicada para dar determinadas respuestas, e identificar un acorde de violín fueron, a grandes rasgos, algunas de las pruebas que los 36 participantes superaron en los "sueños interactivos".

Al enterarse del interesante experimento, la marca estadounidense de cerveza Coors se propuso diseñar publicidades para los sueños. En ese plan, la empresa se contactó con científicos y elaboró su propia prueba: a días del Super Bowl de la NFL, evento en el cual una marca competidora ya tenía un contrato publicitario, Coors pidió a 18 personas que vieran un video de 90 segundos en el que aparecían cascadas, agua, montañas y cerveza, justo antes de dormir. Según informaron, 5 voluntarios soñaron con la bebida alcohólica.

A Coors le siguieron la cadena de comida rápida Burger King y la de consolas y videojuegos Xbox, compañías que pusieron en marcha sus propios desarrollos de técnicas de imágenes cerebrales y estudios del sueño para incursionar en esta polémica rama publicitaria.

 

Dilemas éticos de la publicidad onírica

“Están tratando de imponer una droga adictiva a personas que son ingenuas con respecto a lo que se les está haciendo. No sé si puede ser mucho peor que eso", analizó Robert Stickgold, un neurocientífico cognitivo y profesor de psiquiatría de Harvard, siendo una de las primeras voces de la comunidad científica en expresarse al respecto.

En los últimos meses, hubo grupos de investigación que aseguraron haber recibido tentadoras ofertas de empresas de aviación y hasta de Microsoft para unirse a sus equipos publicitarios con el fin de crear anuncios para sueños.

La polémica creció a tal punto que un grupo de 35 investigadores especialistas en neurociencia y sueños firmaron una carta abierta titulada "Anuncios publicitarios en sueños ¿y ahora qué?"en la que desarrollan una posición crítica acerca de las tecnologías para crear publicidad en los sueños y sus implicancias éticas.

"Los sueños tienen vínculos directos con el bienestar de las personas, y el contenido onírico puede predecir cómo alguien se adaptará a sus desafíos y preocupaciones, incluyendo aquellas relacionadas con traumas y depresión" reza un fragmento del texto, en el que los investigadores señalan las ventajas que este tipo de tecnología podría generar bajo un uso responsable.

"Alterar los sueños puede aumentar la creatividad, cambiar el estado de ánimo y ayudar en el aprendizaje. Creemos que la intervención optimizada en el descanso y los sueños podría ayudar a aliviar distintas condiciones psiquiátricas, incluyendo depresión y Trastorno de Estrés Postraumático".

TAGS