|08/06/21 09:50 PM

Lectores de The Verge sabotearon una noticia tras la caída de Fastly

Uno de los sitios web afectados por la falla global de servidores de esta mañana fue víctima de una "travesura" hecha por miembros de su audiencia.

Por Redacción

No todo fueron malas noticias para los millones de personas conectadas a internet esta mañana. Aunque la falla en los sistemas de Fastly que provocó la caída de servidores de Amazon, Spotify, The New York Times y CNN, entre muchos otros, seguramente le haya jugado una mala pasada a una gran cantidad de usuarios, hay quienes le encontraron el lado divertido y aprovecharon la oportunidad para generar risas en medio del caos. Así fue el caso de los lectores de The Verge, el medio digital especializado en tecnología que también fue afectado por el apagón de internet.

Ni bien Fastly salió a aclarar la razón por la que gran parte de sus clientes estaban sufriendo demoras y desplomes de la navegación en sus sitios y aplicaciones, estos se volcaron a Twitter, Facebook y otras redes excentas de ello. Sin embargo, The Verge optó por una vía alternativa: Google Docs, la plataforma de redacción y edición en tiempo real similar a Word. En un documento creado por sus periodistas el portal describió el problema actual para mantener informados a sus seguidores.

La paradoja ya resulta graciosa: un medio digital cuyo sitio web se cayó intenta informar a su audiencia de lo sucedido y difunde por redes sociales la dirección del soporte que utiliza de modo provisorio. Pero en medio de esta vorágine, quien haya sido el que publicó la nota olvidó restringir los permisos de edición que Google Docs permite compartir entre varios usuarios al mismo tiempo, por lo que los lectores tuvieron acceso completo a modificar lo que leían durante un lapso suficiente para divertirse siendo "editores" de The Verge.

 

"Ahora internet es la editora de The Verge, nadie lo es"fue el título que los oportunistas decidieron darle a la publicación que el medio había compartido para explicar la baja provisoria de su sitio oficial, cuando aún nadie sabía sobre las razones que luego serían aclaradas por Fastly. Más abajo en la misma nota, se burlaron escribiendo frases como "se olvidaron de apagar los permisos de edición" o "ahora cualquiera puede escribir para The Verge"

Minutos después la compañía responsable de los problemas en los servidores de medio mundo rectificaron el error en su configuración y The Verge pudo normalizar el funcionamiento de su página web.