|29/04/21 07:30 PM

La protagonista de este meme lo vendió como NFT por medio millón de dólares

La pieza gráfica fue comprada con criptomonedas bajo el formato de archivos digitales que esta revolucionando la industria artística.

Por Redacción

Es una de las fotos que más han circulado haciendonos reir en internet. Su historia es simple: en el año 2005, la niña llamada Zoë Roth fue capturada por la cámara de su padre Dave, que luego presentó la fotografía en un concurso y ganó. Desde ese momento, la imagen se viralizó y al día de hoy la seguimos viendo como meme, a veces modificada con letras encima o con la cara de complicidad diabólica de la entonces niña ante catástrofes naturales o desastres.

Dieciséis años más tarde, Zoë vio en la aparición y auge de los NFT (non fungible token) una oportunidad para capitalizar la famosa foto que protagoniza. Así, bajo el nombre de "Disaster Girl" (Niña Desastre) una copia de la foto original fue vendida por 180 Ethereums (valor de moneda digital que equivale a cerca de 500.000 dólares) a los propietarios de un estudio musical con sede en Dubai llamado 3F Music.

El concepto de NFT designa a los archivos digitales encriptados en tecnología blockchain, al igual que Bitcoin y otras criptomonedas, lo que garantiza la propiedad inviolable tanto de quien registra sus derechos de autor como de quien la adquiere a través de una transacción. Con la venta de "Disaster Girl", Zoë y Dave Roth no sólo se garantizan la obtención de las criptomonedas obtenidas con la venta, si no que también recibirán un 10% del total de próximas transacciones por la imagen, ya que los derechos de autor les pertenecen.

El año de los NFT

2021 será recordado como el año en que este modelo de industria de bienes digitales se convirtió en flujo de millones de dólares. Es que además del peculiar caso de Zoë Roth y su "Disaster Girl", existen otras transacciones cuyas cifras absurdas han llamado la atención de todos aquellos interesados en la tecnología y sus avances.

Hace menos de un mes, un criptoartista conocido com "Pak" embolsó casi un millón y medio de dólares por una imagen con sólamente un píxel de color gris. Otro caso conocido fue el de la transacción de otro meme con una foto de un gatito por cerca de 600.000 dólares.

Sin embargo, y si bien el furor por los NFT es innegable, no todo el mundo logra triunfar al poner en venta o subastar sus "obras" o archivos. A principios de esta semana, la conductora televisiva estadounidense Ellen DeGeneres fue noticia por su intención de incursionar en este mundo y destinar las ganancias a una organización benéfica. Aunque logró vender una selfie suya por más de 30.000 dólares, su experiencia debut en el criptoarte estuvo lejos de cumplir las expectativas por tratarse de una figura tan reconocida a nivel mundial.

TAGS