|29/08/18 11:32 AM

Así hará la NASA para que la sonda solar Parker no se derrita

El próximo 5 de noviembre se produciría un hecho histórico, la Sonda Solar Parker se aproximaría al Sol para poder estudiarlo y brindar datos científicos inéditos para la humanidad

Por Redacción

Un desafío inédito para la historia de la humanidad se llevará a cabo próximamente en una ambiciosa misión espacial de la NASA.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, enviará una sonda solar en la que intentará acercarse lo suficiente a la estrella ígnea como para brindar datos que respondan a diversos enigmas solares y galácticos, en definitiva, que tiene la raza humana.

La misión consiste en el viaje de la llamada Sonda Solar Parker, que partió desde Cabo Cañaveral en Florida (Estados Unidos) y está siendo propulsada por el cohete Delta IV-Heavy.

Fue diseñada y construida por un valor total que rondó los 1.500 millones de dólares.

Esta nave espacial, es la más rápida creada por el ser humano hasta el momento y tiene el tamaño de un auto. Puede viajar a 692.000 mil kilómetros por hora, lo que equivale a que por segundo hace 200 Km.

Esta misión será novedosa porque la nave deberá enfrentar con éxito, como usted imagina, temperaturas altísimas.

Una misión ardiente e inédita

Se estima que la corona del sol tiene tiene poco más de dos millones de grados centígrados, mientras que la superficie solar, superaría los seis mil grados centígrados.

Las cifras hacen que sea imposible que exista vida humana en ese lugar pero también compromete cualquier tecnología diseñada por los equipos espaciales regulares.

¿Cómo harán para que la Sonda Solar Parker no se derrita?

La NASA busca evitar que la nave termine incinerada, gracias al material con el que la sonda fue construida. Consta de un escudo de carbono de, aproximadamente, 12 centímetros de ancho de espesor y de un diámetro de 2,4 metros.

Entre las dos hojas de carbono, consta de una espuma de carbono y está revestida de cerámica reflectora de luz que al entrar en contacto con la temperatura de la estrella, se teñirá de color rojo cereza.

Los científicos son optimistas y creen que ese “blindado” inteligente le permitirá a la sonda seguir con su normal funcionamiento al acercarse al astro que constituye la mayor fuente de radiación electromagnética de nuestro sistema.

Según explicaron, los instrumentos de la nave podrán seguir funcionando normalmente mientras estudian las fluctuaciones magnéticas y realizan mediciones de partículas de alta energía, además de tomar fotos únicas, hasta el momento, de la corona solar.

La nave deberá sortear los milones de grados centígrados de la atmósfera solar y cumplir con su trabajo.

 

La NASA, espera saber a través de esta misión especial ¿por qué la corona del Sol es muchísimo más caliente que su superficie?

La Sonda Solar Parker atravesará la superficie solar unas 24 veces a una distancia de 6,2 millones de kilómetros.

 

Otro de los objetivos de la misión espacial, que durará 7 años, será estudiar el “chorro supersónico” de las partículas solares que emite la estrella desde su centro hacia el oscuro espacio exterior

La Sonda Solar Parker tendría aproximación al Sol, el próximo 5 de noviembre del 2018. Un acontecimiento que quedará en los anales de la historia de la humanidad.

 

QUIZÁS TE INTERESE: