Mendoza, Argentina
Mendoza, Argentina

|24/09/20 09:29 AM

Oxidatto, la pintura que simula oxido

Renová el espacio o superficie que desees, de manera sencilla. Te dejamos los pasos a seguir para lograr excelentes resultados 

¡Hola a todos! Aquí nuevamente, en este hermoso segmento de @carogambi para Somos Mujeres. Hoy les voy a mostrar esta súper original pintura con la que podemos darle un toque distinto a nuestros ambientes.

Como hemos venido diciendo, a veces no es cuestión de cambiar o dar vuelta todo, con simples retoques podemos lavarle la cara a un ambiente y dejarlo renovado.

Para esto, te traigo, de la mano de Merino Pinturerías, esta nueva pintura llamada Oxidatto la cual, como su nombre indica, hace que un material se vuelva símil oxido. ¿Y por qué digo un material? Porque lo bueno que tiene esta mágica pintura, es que la podemos aplicar sobre muros, durlock, madera, metal, macetas, entre otros, y en unos muy sencillos pasos lograr ese efecto oxido que tanto se usa hoy.

Tanto el color de la madera como el óxido son elementos que transmiten calidez.
Es ideal para darle un ‘toque de campo’ al hogar, la oficina o cualquier otro lugar de encuentro.

 

Te cuento tres cosas importantísimas de la misma? Es rápida, inolora y super fácil de usar.

El oxidatto es una pintura acrílica, de base acuosa no toxica

 

Hoy te voy a mostrar cómo, en una tarde, con la ayuda de mi marido e hijo (para que veas que hasta un niño, siempre con la supervisión de un adulto, lo pueden aplicar!) pude renovar desde una mesa hasta una pared.

 

¿Qué necesitamos para su aplicación?

Cuando compres oxidatto, te van a entregar tres envases. Uno es el oxido, otro es el activador y finalmente el sellador.

Para su aplicación vas a necesitar, rodillo de pelo corto o pincel para el oxido (en mi caso que elegí aplicarlo en un muro use ambos, si quisieras hacer algo mas pequeño como un marco de un cuadro o una maceta, pon un pincel solo bastaría), un rociador y esponja para aplicar el activador y lo mismo para el sellador.

¡Casi me olvido! Siempre usa guantes. Son materiales con los que después te vas a acordar de mí, si no los usas.

 

¡Vamos al paso a paso de uso!

1. Sobre una superficie limpia, aplicamos con rodillo o pincel, la pintura al oxido. La mejor manera de hacerlo es un forma vertical, ya que el oxido va tomando esa veta. No te asustes, yo casi muero cuando vi que quedaba todo manchado en tonos grises! Uno esta acostumbrado a que cuando pintamos la pintura vaya cubriendo de manera pareja… pues este no es el caso! Aquí vas a ver que la primera mano queda todo manchado en grises, ¡esto está bien!

Dejamos secar por lo menos una hora y damos una segunda mano.

2. Luego con un rociador, aplicamos el activador de oxido. Vamos rociando de manera despareja sobre el muro y con una esponja nos ayudamos para lograr ese efecto desparejo. Esperamos 50 minutos y volvemos a aplicar otra mano de activador. Acá es cuando ocurre la magia! Es increíble como van apareciendo las vetas de oxido.

3. Finalmente, pasados 50 minutos de la ultima mano de activador, tenemos que darle dos manos de sellador. Este también lo podemos aplicar con rociador o con pincel. Dos manos dejando un intervalo de una hora entre una y otra.

¡A tener en cuenta! Una ves que apliquemos la primera mano de sellador, el activador deja de trabajar.

¿Extra? El activador de oxido también sirve para oxidar directamente el hierro! (activa en segundos)

¡Listo! Tan simple como eso, parece difícil y engorroso pero la realidad es que nosotros pasamos un hermosa tarde aplicándolo… ¡Lo súper recomiendo! Acá te dejo un pequeño video mostrándote como fue mi experiencia.