|30/01/20 08:26 AM

Cómo mantener nuestras plantas durante las vacaciones

Lo ideal es que alguien vaya a regarlas durante tu ausencia, pero de no ser posible eso, hay técnicas caseras que pueden ser de mucha ayuda

Llegan las vacaciones y muchos de nosotros, vivamos en casas o en departamentos, tenemos el mismo problema: ¿cómo encontraremos nuestras plantas o jardines a nuestro regreso? 

Las altas temperaturas del verano muchas veces hacen que nuestras amadas plantas no sobrevivan si las dejamos un par de días sin ningún cuidado. 

Para esto, con Sole visitamos el vivero La Botica y charlamos con Hilda Percara, su dueña, quien muy amablemente nos dio algunos tips para poner en práctica durante las vacaciones. 

La primera opción siempre será dejar nuestras plantas al cuidado de alguien de confianza, que pueda visitarlas y cuidarlas tal cual lo haríamos nosotras (jardinero, familiar, amigo…), pero si esto no es posible, hay algunas ideas que podemos seguir:

  • Antes de partir, debemos realizarles un mantenimiento que consiste en retirar hojas marchitas y verificar que estén sanas para evitar estrés de enfermedades o plagas. Si es necesario, tratarlas siempre asesoradas por un experto, para lo cual es ideal consultar en un vivero o a un ingeniero agrónomo.
  • Elegir muy bien el lugar donde vamos a dejarlas. Se debe evitar los lugares donde reciban mucho calor y luz solar para evitar que sufran fotosíntesis elevadas, y que tengan la menor transpiración posible, de manera que puedan conservar la humedad y sea menor el consumo de agua.
  • Una vez seleccionado el lugar (por ejemplo la bañadera, piletas de lavandería o fuentones) dejarlas todas juntas. De esta forma generan humedad porque tienen un ambiente sombrío y fresco que les ayuda a preservar el recurso hídrico.

  • Ya con las plantas ubicadas en su sitio, hacer un buen riego, abundante y profundo, de manera que todo el perfil del sustrato contenido en la maceta quede saturado. Colocar unos 5 centímetros de agua, para que por capilaridad, esta ascienda hasta las raíces. ¡Nunca dejar canillas abiertas!
  • Luego, para mantener húmedo el sustrato, podemos introducir en la tierra botellas con agua con la tapa perforada, de manera vertical, con la tapa hacia abajo. El agujero debe ser proporcional a la necesidad hídrica de la planta y teniendo en cuenta el tamaño de la maceta. La profundidad a la que introduzcamos la botella también dependerá si la planta tiene raíces profundas o superficiales. La botella puede reemplazarse con bolsitas herméticas de las que usamos para conservar los alimentos, las que debemos perforar, llenarlas de agua y usarlas de igual manera que las botellas.

Estas son solo algunas ideas, pero siempre es bueno consultar, como ya dijimos, con gente especializada en el tema. 

Vos, ¿qué otros consejos nos podés dejar para cuidar el jardín?

#SomosRegias #SomosMujeres