|18/09/21 09:35 PM

Tras una tensa semana, Fernández descansará en La Rioja hasta el lunes

El presidente retomará sus actividades de agenda el lunes para tomarle juramento a los nuevos ministros del Gabinete nacional

Por Redacción

El presidente Alberto Fernández permanecerá el resto del fin de semana junto a la primera dama, Fabiola Yañez, en la provincia de La Rioja, en donde encabezó este sábado en la capital un encuentro de trabajo de gobernadores peronistas de varias provincias.

El jefe de Estado volverá el lunes a la Ciudad de Buenos Aires, donde retomará sus actividades de agenda, entre las que se encuentra la toma de juramento a los nuevos ministros del Gabinete nacional, prevista para las 16.

"Recuerden que mi palabra empeñada es la de ser un gobernador más. No es un enunciado, milito el federalismo como política central de mi gobierno", aseguró el presidente ante los mandatarios provinciales que se reunieron en la residencia de Ricardo Quintela, gobernador de La Rioja.

Ante los funcionarios oficialistas y acompañado de parte de su Gabinete, Fernández se puso al frente de la campaña de cara a las elecciones legislativas del 14 de noviembre y remarcó: "Mis candidatos son los candidatos de los gobernadores".

En ese sentido, los mandatarios provinciales celebraron la designación del gobernador tucumano como jefe de Gabinete y acordaron acelerar la gestión del nuevo esquema de anuncios sociales y económicos para revertir el resultado electoral. "Los veo a la totalidad de los gobernadores con esta vocación y esta entrega de servicio, por lo que no tengo dudas, se va a revertir esta situación", confió Manzur.

Estuvieron presentes además en la reunión el gobernador y designado jefe de Gabinete, Juan Manzur (Tucumán), y sus pares Sergio Uñac (San Juan), Jorge Capitanich (Chaco), Raúl Jalil (Catamarca), Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Sergio Ziliotto (La Pampa), Gildo Insfrán (Formosa), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Mariano Arcioni (Chubut), además del anfitrión, Ricardo Quintela.

De esta forma, Fernández decidió quedarse en La Rioja desde la tarde del sábado y durante todo el domingo luego de atravesar una semana de extrema tensión en la Quinta de Olivos y la Casa Rosada.

La última semana fue de máxima presión para el oficialismo, con la derrota electoral en las PASO del domingo pasado, la cruda interna con la vicepresidenta Cristina Kirchner y el recambio en el Gabinete.