|21/10/21 07:44 AM

Solo el Frente Cambia Mendoza le dio en Diputados el Presupuesto a Suarez

La oposición se negó a apoyar el proyecto con el argumento de que no refleja la realidad de la provincia y fue muy crítica con la utilización del roll over

Tal como se esperaba, sectores de la oposición con representación parlamentaria, en su mayoría peronista, se resistieron a aprobar las leyes de Avalúo, Impositiva y de Presupuesto 2022. Por lo que la media sanción que obtuvo el proyecto de la ley de leyes de la Provincia en la Cámara baja fue con el estricto número de legisladores del Frente Cambia Mendoza.

La discriminación de votos en las tres leyes se repartió en 28 votos a favor y 20 en contra. Lo único que no fue aprobado es el roll over que acompañaba el proyecto. No lo fue porque necesitaba de los dos tercios de la Cámara, algo que de la única manera que se podría obtener era con el apoyo de la oposición. Que no lo hizo porque lo consideró “innecesario” y acusó al gobierno de Rodolfo Suarez de especular con esta mecánica, mientras señalaron que hoy Mendoza cuenta en la Tesorería General de la Provincia más de $40.000 millones.

Al decir de la oposición, ese monto serviría para cumplir con los plazos de deuda que tiene el Estado mendocino. Al no conseguir ese mecanismo, la iniciativa quedó en manos de quienes administran la Provincia para negociar ante los organismos de vencimiento. De estos se destacan la ANSES y el Banco de la Nación, y en el caso de la entidad crediticia, sería de alrededor de $14.000 millones.

Los proyectos enviados por la administración de Suarez que obtuvieron la media aprobación de Diputados, contienen una pauta de recursos corrientes por un total de $330.364 millones y egresos corrientes por un total de $321.082 millones, además de un superávit corriente de $9.282 millones.

Al respecto, en el momento de presentarse las leyes el presidente de la Comisión de Hacienda y Presupuesto de la Cámara de Diputados, Jorge López, dijo que “Avalúo e Impositiva se ajustan a las pautas fiscales fijadas por el Gobierno nacional, con crecimiento real del Producto Bruto Interno (PBI) del 4%, un valor dólar de $131 a diciembre del próximo año y una inflación del 33%”.

“Estas leyes se han dispuesto para beneficiar a 14 mil contribuyentes de toda la provincia afectados por la pandemia, con una reducción del 50% en Ingreso Brutos para hoteles, restaurantes, agencias de viaje, servicios sociales asociados a actividades de turismo, entretenimiento, espectáculo, industria audiovisual, guarderías y jardines maternales. Con mucho acento en la industria del conocimiento”, agregó.

En otro tramo de exposición el legislador detalló: “Este Presupuesto es un camino que muestra el objetivo de las cuentas públicas, con más de $30 mil millones en obra pública y más de $73 mil millones para salud y educación. Además de la decisión política de recuperar todo el aparato productivo”.

 

Fuerte cruce entre oficialismo y oposición

Una de las primeras en exponer su negativa a las tres leyes fue la diputada Mailé Rodríguez (FIT), quien al justificar su “no” mostró un sombrío panorama de Mendoza.

“La provincia está en medio de una catástrofe social y económica para la enorme mayoría de la gente. Las últimas mediciones oficiales dicen que la pobreza supera el 42% en la provincia, mientras que el INDEC indica que en el Gran Mendoza se encuentran más de 450.000 personas por debajo de la línea de la pobreza, es decir el 44% de la población de nuestra provincia”, expresó la legisladora.

“Los datos, dicen también, que la pobreza infantil supera el 60% y que hay más de 70.000 personas en el gran Mendoza están bajo la indigencia. Por su parte, en otro informe de la UCA se señala que el 26% de las personas no pueden llevar un plato de comida a diario. Para ser más precisos, uno de cuatro mendocinos no pueden llevar un plato de comida a su casa y 423 mil personas no tienen vivienda. Mientras, chicos de 4 a 17 años no van a la escuela, es decir el 13% de ese sector en toda la provincia”, resaltó Rodríguez.

Nuevamente surgió, como en el tratamiento los últimos presupuestos, el tema de la deuda que dejó la anterior administración y cómo eso compromete las finanzas de la Provincia y condiciona a los próximos gobiernos.

En ese sentido, el jefe de la bancada del Frente de Todos, Germán Gómez, sostuvo: “Entendemos que este Presupuesto no refleja los problemas que hoy sufren los mendocinos, (porque) hay una disminución considerable de fondos en áreas que son muy sensibles que requieren inversión, como seguridad, salud y educación”.

“En materia de deudas no hay una planificación de cómo se va a resolver la deuda que generó esta gestión. Porque esta gestión es continuidad de la gestión de Cornejo (Alfredo) que nos dejó un bono, al que nosotros denominamos el ‘bono Cornejo’, que se financió al 2029 y que implicó endeudar a la Provincia en dólares. Por lo tanto, bajo esa perspectiva no podemos seguir abusando de esa herramienta (se refería al roll over) cuando no vemos una planificación política seria para atenderla deuda”.

En tanto, para el presidente de la Cámara de Diputados, Andrés Lombardi, la conducta de la oposición, sobre todo del bloque peronista, su postura en el tratamiento del Presupuesto es que “siguen la misma estrategia del sector ligado a La Cámpora, que marca las líneas políticas de la oposición o del peronismo. Los condiciona a ellos y nuevamente van a votar en contra, poniéndole, una vez más, palos en la rueda al Gobierno de Rodolfo Suarez y al desarrollo de la provincia de Mendoza”.

Al responderle a la oposición sobre el tema de la deuda, el legislador expresó: “Primero deberían revisar los números de la deuda en términos de moneda fuerte. Obviamente si nosotros comparamos precios del 2015 a la fecha, la inflación hace estragos, por lo que aclaro que en deuda fuerte, esta ha disminuido en términos de dólares alrededor de un 20% en los últimos años”.

“Debo recordar que no hay un pedido de endeudamiento, porque somos responsables. Se confeccionó un Presupuesto austero, consistente, y que priorice la obra pública en el orden del 9% con $31.000 millones. Si Argentina se estabiliza y Mendoza tiene la posibilidad de tomar crédito a tasas y períodos razonables, como lo venimos haciendo para obra pública y no para gastos corrientes como nos tiene acostumbrado el Gobierno nacional, que emite dinero para tratar de dar vuelta un resultado electoral, que a esta altura creo que el mensaje ha sido claro de toda la ciudadanía”, consideró.