|07/06/21 08:06 AM

Randazzo y Lavagna estarían buscando formar una tercera opción electoral

Los dos exministros del peronismo quieren aprovechar la mala imagen de los dirigentes de los partidos tradicionales

Por Redacción

Con la acentuada imagen negativa de las principales figuras del oficialismo y la oposición, Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Mauricio Macri, varios dirigentes políticos consideran que es momento de “pescar en río revuelto” y salir a buscar el voto de los desencantados, pese a que en las últimas elecciones no apareció el espacio para la construcción de una tercera vía competitiva.

El puntapié inicial lo dio Florencio Randazzo, a quien Alberto Fernández le gestionó una campaña electoral en 2017 junto a varios dirigentes que hoy integran el Gobierno, en ese momento todos distanciados de la figura de la actual vicepresidenta.

En un movimiento poco esperado debido a las pocas apariciones públicas que realiza, Randazzo se reunió con el exministro de Economía y excandidato a presidente Roberto Lavagna para sumarse al puñado de dirigentes que abogan por una tercera vía que capte votos entre los desencantados tanto con el macrismo como con el kirchnerismo.

En la misma línea, pero desde otro espacio trabaja el expresidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, quien ya anunció que seguramente será candidato a diputado nacional en las PASO de 2021 y que en 2023 buscará la gobernación de la Provincia de Buenos Aires.

“Mi vocación es gobernar la provincia de Buenos Aires. La candidatura a diputado es un tránsito para ese objetivo después de tantos años de experiencia en ese distrito”, sostuvo Monzó en declaraciones televisivas.

La idea de formar una tercera vía no tiene que ver solamente con el desencanto de la sociedad en las principales fuerzas políticas, sino también debido a que varios intendentes de la Provincia de Buenos Aires buscan alguna plataforma para continuar con sus respectivas carreras políticas.

“María Eugenia Vidal les quitó a los intendentes la reelección indefinida. Es sabido que Máximo Kirchner quiere armar todas las listas en la provincia de Buenos Aires. Eso deja a varios intendentes sin posibilidad de reelegirse y tampoco de integrar las listas para el Congreso. A eso se le suma otro problema: la ley de cupos, que obliga a la que la mitad de las candidatas sean mujeres cuando el 90% de los intendentes que dejarán el cargo son hombres”, explicó un dirigente político bonaerense que está alejado tanto del oficialismo como de la oposición.

Emilio Monzó y Rogelio Frigerio.

Ante este panorama, son varios los dirigentes que se proponen “pescar en río revuelto”, aunque no todos en el mismo espacio: Florencio Randazzo, Emilio Monzó, Juan Manuel Urtubey, Fernando Gray, Guillermo Moreno, Graciela Camaño, Julio Zamora y Rogelio Frigerio.

Monzó y Frigerio todavía apuntan a construir desde adentro de Juntos por el Cambio, aunque aseguran que la continuidad en el espacio dependerá de la amplitud que tengan los líderes de la coalición a la hora de armar las listas con los candidatos de las PASO.

“No es lo mismo plantear que quien gana la PASO se lleva todo, que dejar que quien perdió pero sacó una porción importante de votos reciba lugares acorde a los votos que sacó. Si no sucede esto, es porque los 'duros' de la coalición te están invitando a irte antes de que seas candidato”, explicó a Noticias Argentinas un dirigente de Juntos por el Cambio que hoy aboga por la candidatura presidencial de Horacio Rodríguez Larreta para 2023.