|19/05/20 07:03 AM

Proyecto contra el nepotismo y la corrupción

Una legisladora demócrata presentó la iniciativa para impedir el nombramiento de parientes de funcionarios en el Estado

Dos iniciativas parlamentarias han ingresado al Poder Legislativo para introducirse en la Ley de Ética Pública sancionada el 8 de agosto del año 2017. Son dos instrumentos que encajan perfectamente en el espíritu de la ley que está impulsando Mercedes Llano, diputada provincial del Partido Demócrata, dentro del Frente Cambia Mendoza.

Para la legisladora es importante terminar “con el acomodo de cargos públicos a familiares de políticos de turno, un acto de nepotismo que se reaviva con la asunción de cada administración provincial”. Del mismo modo, Llano considera que “hay que dotar al sistema de herramientas para terminar con la práctica deleznable de la corrupción”.

La autora de la propuesta, diputada Mercedes Llano.

La diputada Mercedes Llano viene a colocar elementos que tuvieron fuerte resistencia al momento de tratarse la Ley de Ética Pública. Pero que nadie puede negar que los mismos son la columna vertebral de ese instrumento jurídico que coloca a la provincia a la vanguardia de transparencia institucional del país. De ahí que las modificaciones propuestas por la legisladora demócrata se transformen en una plausible acción legislativa que reciba el apoyo de sus pares.

Un cargo público por idoneidad y no por ser el familiar de…

Sobre la propuesta, El Ciudadano dialogó con la diputada Mercedes Llano (PD-FCM), quien consideró que “el sistema político tiene que dar respuestas contundentes ante la inédita y grave crisis por la que está atravesando Mendoza. En ese sentido considero que el momento amerita reformas radicales de fondo. Por eso he propuesto al Poder Legislativo que se haga un corte definitivo a una cuestionada práctica, que es necesario desterrar de la provincia tanto en el orden provincial como municipal”.

Al pedirle precisiones sobre la iniciativa, Llano detalló: “Se trata de un proyecto que termine con el nepotismo o la de designación de parientes en los puestos públicos. Debemos reconocer que esta maniobra siempre es acompañada por altos niveles de corrupción, de expansión del tamaño de la burocracia y de mal desempeño del accionar público. Además, hay un punto muy importante, porque esta práctica no garantiza de ningún modo la idoneidad, el trato imparcial y menos aún, el acceso igualitario a los puestos estatales”.

Nuestra propuesta legislativa –agregó– pretende introducir modificaciones a la Ley de Ética Pública, a los efectos de definir con contundencia esta restricción que es necesaria. Fortaleciendo el espíritu de la ley, considero que a todo puesto del Estado se debe llegar con un estricto método de selección competitivo. Además, el proyecto contiene la fijación de un plazo para que se efectivicen las desvinculaciones de todas las personas que se encuentren comprendidas en esta modificación”.

Denuncias anónimas por actos de corrupción

Otro punto que la diputada demócrata pretende agregar a la Ley de Ética Pública está direccionado frontalmente contra la corrupción, como ella lo resaltó al indicar que “tanto en el país como en la provincia la población percibe que los niveles de corrupción y de impunidad son muy elevados. A punto tal que considera que son prácticas cuasi endémicas. Ante esto, con el partido que represento en la Cámara de Diputados (PD) impulsamos un proyecto de incorporar otro punto muy importante a la Ley de Ética Pública”.

Sobre el punto en sí expresó que “se trata de agregar a la ley la denuncia anónima de cualquier ciudadano mendocino. Con esa acción se podrá detectar casos de corrupción, los que se investigarán e inmediatamente se procurará sancionarlos. Todo un paso que este mecanismo incorporado a la Ley de Ética Pública y que contribuirá para que se enfrente este mal que tanto asedia y afecta a nuestra democracia. Duro punto que la debilita, como debilita sus instituciones y ensombrece el estado de derecho que legítimamente le asiste a nuestra sociedad”.