|15/09/21 04:12 PM

PASO: la izquierda se posiciona como tercera fuerza nacional

Alejandro Bodart, candidato a diputado nacional del Frente de Izquierda (FIT), habló con El Ciudadano sobre el resultado de las elecciones primarias en el país

Por Redacción

El dato que arrojó las elecciones PASO fue el posicionamiento de la izquierda como tercera fuerza nacional. Se abre así un escenario de mayor crisis política y social, y de grandes desafíos para los luchadores y la izquierda.

Alejandro Bodart, candidato a diputado nacional del Frente de Izquierda (FIT), habló con El Interactivo (lunes a viernes de 13 a 14 por Facebook y YouTube de El Ciudadano) sobre el resultado de las elecciones primarias y dijo que “una de las fuerzas que salió victoriosa es la nuestra”.

“Estamos contentos porque creo que una de las fuerzas que salió victoriosa es la nuestra, aumentamos el caudal electoral. Reflejamos a un sector que está inserto en la lucha del pueblo trabajador, pero es importante que se consolide. Había debate si sería la ultraderecha la que salía como el fenómeno de la elección y creo que ha reducido a un fenómeno de la ciudad de Buenos Aires, pero a nivel nacional creo que es la izquierda la que emerge como tercera fuerza y alternativa".

"Pero además hay otros condimentos de la elección, como lo es la derrota del Gobierno Nacional y de muchos de los gobernadores. Pero si hacen bien los cálculos eso no termina siendo capitalizado con lo que fue Juntos por el Cambio, más bien la fuga del Gobierno Nacional si analiza detalladamente está una parte para la izquierda, otra para el voto en blanco y otra que no va a votar y hay una fuga hacia la derecha más radical. Veremos qué pasa de acá a noviembre, porque muchos sectores que no fueron Frente de Izquierda no entraron por sectarismo. Ese sector seguramente nos va a apoyar, partimos de un piso de 1,5 millones que nos puede dar un crecimiento vasto".

-¿Cómo hace el Frente de Izquierda para consolidarse como opción? ¿Cuál es la estrategia?

-"Nosotros tenemos un debate hacia el interior del frente porque creo que el gran mérito de mantenernos unidos nos ha permitido avanzar. Pero la Izquierda es diversa y eso se refleja hacia el interior. Tenemos un debate interno que nos llevó a usar las PASO para discutir. Somos de un ala que cree que el frente se tiene que abrir más, que tenemos que rediscutir elementos de cierto sectarismo dogmatismo que tenemos, que hay que permitir que integren el frente sectores independientes y que no tienen espacio donde participar en el propio frente, como las peleas ambientales, el feminismo, el nuevo sindicalismo que está surgiendo, movimientos sociales. El frente tiene que repensar si no se transforma en un movimiento que permite que tenga vida interna permanentemente, que no sea solo frente para las elecciones. Hay muchas cosas que tenemos que repensar y ponernos en la cabeza que es posible que la izquierda pueda asumir cargos ejecutivos, es un cambio de mentalidad.