|04/09/21 08:36 PM

Noelia Barbeito: “Estamos lejos de querer gestionar la pobreza”

La precandidata a diputada nacional por el Frente de Izquierda  sostiene que este flagelo se ha naturalizado tanto como la desigualdad y la desocupación. También dice que se debe que declarar la emergencia en violencia de género

Por Redacción

Pese al frío que acompaña la jornada en Mendoza, Noelia Barbeito llegó puntual al encuentro con El Ciudadano. La precandidata de la izquierda, que supo competir por la gobernación de la provincia, busca un lugar en la Cámara baja del Congreso de la Nación.

Apenas se acomoda en nuestros estudios y la cámara comienza a grabar, disparó “Nosotros somos una fuerza anticapitalista, socialista y estamos lejos de querer gestionar la pobreza. Aunque sabemos que es muy difícil porque hoy está muy naturalizada, como la desigualdad o la desocupación. Estamos lejos de querer hacer un juego político de la gestión de la vida de las personas”.

“Desde diciembre 2019, en Mendoza algo cambió profundamente, y fue la enorme defensa en la lucha contra el pacto de (Rodolfo) Suarez y (Anabel Fernández) Sagasti”, comenzó diciendo la precandidata a diputada nacional por el Frente de Izquierda.

Barbeito continuó argumentando que “a partir de allí, después pudimos ver a obreros y obreras de viñas y bodegas saliendo a hacer un enorme paro y ahora los trabajadores de la salud. Es momento que todas esas fuerzas se expresen en el congreso nacional”.

Consultada por lo que le gustaría aportar desde la Cámara de Diputados en caso de resultar electa, dijo que lo hará “justamente a partir de los procesos que mencionaba recién, de movilización, de lucha, de reivindicación de derechos. Ahí cuestiones generales que tienen que ver con la defensa de los derechos de las mujeres y con la emergencia en violencia de género”.

Luego opinó: “Después de más de cinco años del Ni Una Menos, Mendoza realmente se vio conmovida por los femicidios, pero también fue una enorme lucha para reivindicar sus derechos y el derecho a la vida como el más elementa. Necesitamos la emergencia en violencia de género porque siguen creciendo los femicidios”.

“Necesitamos Educación Sexual Integral (ESI). Pero si me hablás de emergentes que tengan que ver con cuestiones puntuales, diría que la jubilación de los obreros y obreras de viña a los 57 años es algo que estuvo en la agenda vitivinícola. Por otro lado, una ley de residencia es algo que están pidiendo hoy quienes denuncian que muchas veces se disfraza de precarización laboral”.

De este último tema, también dijo que “los ponen como residentes, becarios o prestadores cuando en realidad tendrían que ser reconocidos como trabajadores de la salud. Con sus derechos, salarios y jornadas laborales acordes a una tarea tan específica”.

Otro de los ejes planteados por la precandidata de la izquierda fue la conectividad para estudiantes. “Como docente me tocó de cerca y pude ver una falencia absoluta del Estado. Debería garantizar conectividad, datos y aparatos para poder leer un texto”, consideró.

“Ahora, en campaña electoral, vemos que se anuncia que se van a entregar computadores y datos, pero en realidad es algo que ya se debería estar haciendo”, concluyó.

 

Quiénes la acompañan

Barbeito explicó que la lista la encabeza como precandidato a senador nacional “mi compañero Lautaro Jiménez; mientras que como precandidatos a diputados nacionales estamos Víctor da Vila y yo; Soledad Sosa para una banca de senadora provincial por la Primera Sección; Ana Amaya, obrera de viña, como senadora por la Segunda Sección, mientras que Edgardo Videla, un obrero maderero delegado de base hace 15 años, irá como diputado provincial, además de  muchos jóvenes. Tenemos el orgullo de que integran nuestra lista muchas de las personas que han sido integrantes y parte activa de todos estos procesos mencionados”.

 

¿Por qué los mendocinos deben elegirlos?

“Desde el Frente de Izquierda venimos construyendo durante todos estos años una tercera fuerza consecuente. Desde aquella vez, en 2013, con Nicolás del Caño, cuando se hizo historia en esta provincia”, expresó.

Y agregó: “Somos coherentes y competimos contra las alternativas que van a presentarse en estas elecciones. En momentos de campaña aparecen muchísimos partidos ‘nuevos’, pero en realidad son satélites de las principales fuerzas políticas”.

“En nosotros no van a encontrar un voto tirado, que al otro día se va a pasar a algunos de los otros bandos, como ha pasado con Protectora o como podría ocurrir con otro de los partidos que se presentan ahora”, aseguró.

“Nosotros vamos a estar incondicionalmente en la defensa del agua, de los derechos de las mujeres, de los trabajadores. Por otro lado, queremos terminar con los privilegios de la casta política y de los poderosos, que en contexto de pandemia se agudizan y se profundiza la diferencia”, finalizó.

 

Sobre sus competidores

Consultada por la hipotética situación de tener que consensuar en el Congreso con el también precandidato a diputado nacional Gustavo Gutiérrez, Barbeito respondió: “Creo que los acuerdos que se han logrado van más allá de las personas”.

Luego continuó diciendo que “tiene que ver con el impacto de las mayorías cuando entran en acción. Creo que cuando se tuvo que dar marcha atrás con la modificación de la Ley 7.722, después a muchas personas las vimos votando en contra de lo que habían elegido hacía dos semanas”.

Sobre Julio Cobos, del Frente Cambia Mendoza, con una sonrisa pícara se limitó a decir: “No positivo”, en tanto que de Mario Vadillo (Partido Verde) sostuvo que “cree que las mujeres cumplimos un rol de reparto en la política. Ha hecho muchas declaraciones misóginas. Más allá de esto creo que su prestigio está siendo utilizado para que ingresen personas que hoy son del PJ en nombre de otra fuerza. Creo que es muy engañoso”.

Acerca del representante del Partido Federal Carlos Iannizzotto, declaró que “es la representación de la Mendoza conservadora, y de Josefina Canale proclamó: “La veo a ella y no puedo evitar acordarme de los despidos en el Casino. Muchos trabajadores perdieron su trabajo cuando ella estuvo al frente del Instituto Provincial de Juegos y Casinos.

Para el final quedó Adolfo Bermejo, al que describió como “representante de los sectores conservadores de la política de Mendoza; intenta mostrarse como renovación y no lo es.