Argentina
Argentina

|20/11/20 08:45 AM

Macri defendió a Carrió y Fernández se rió de un apodo a CFK

Tras un pedido de indagatoria a la exdiputada chaqueña por parte de abogados ligados al kirchnerismo, Macri salió a defender a Lilita. Fue fuertemente criticado por Aníbal Fernández

Por Redacción

 

Dos letrados del entorno de la vicepresidente, solicitaron que la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió sea citada a indagatoria en una causa que busca demostrar que existió presunto espionaje político.

Los dos abogados allegados a CFK que arremetieron contra la exdiputada, son Alejandro Rúa quien se desempeñó como defensor oficial de la expresidente y por otro lado, la abogada Graciana Peñafort, que no solo se desempeña profesionalmente de forma particular sino que también es la actual directora de Asuntos Jurídicos del Senado.

“La Cristina constituyente que conocí murió hace mucho, solo queda la acusada que modifica instituciones para quedar absuelta” sostuvo Carrió en las últimas horas para referirse a su injerencia para modificar la forma de elección del Procurador General de la Nación.

Otro personaje político que “se sumó a la mesa” de estas idas y vueltas, fue el expresidente Mauricio Macri. En algunas declaraciones que hizo a través de las redes sociales, también arremetió contra CFK al tiempo que defendió a la exlegisladora chaqueña.

Vía Twitter, el exmandatario señaló: "Una vez más vemos que Cristina y sus abogados persiguen judicialmente a opositores. Ahora a Lilita, que con valentía se atrevió a denunciar actos de corrupción y a quien acompaño y respaldo".

Pero el revuelo político no termina acá, porque el que también “metió algunas trompadas” a través de las redes sociales, fue el exjefe de Gabinete de Cristina, Aníbal Fernández, que usó el mensaje del expresidente de la Nación de y Boca Juniors, para lanzar algunos llamativos e impactantes epítetos: “Mira lo que dice este imbécil. Da asco el mamerto”, dijo.

 

La indagatoria a Carrió

El pedido de indagatoria a Carrió, llevado a cabo por los abogados Rúa y Peñafort tiene 46 páginas y en ellas se señalan trascripciones de supuestas escuchas, que según su versión, son las que habrían utilizado Lilita Carrió y el fiscal Carlos Stornelli para tumbar el caso D’Alessio, que investiga el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla.

Además los dos letrados representan al exsecretario de Planificación Federal durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, Roberto Baratta. Este último es querellante en la causa en la que instruye el juez federal de Lomas de Zamora, Juan Pablo Auge.

 

El apodo de Carrió a Cristina y la risa de Alberto

En declaraciones mediáticas el actual presidente, habló sobre su relación con CFK, tras rumores de que entre ellos hay tensiones y lucha de poder. Para él, la relación "está perfecta" y dijo que no se siente "atacado" por su subalterna en el Ejecutivo nacional.

"Podemos tener visiones diferentes, pero las conversamos y punto. Tiene que ver con lo cotidiano de una gestión. Nada más", reveló en conversaciones con Futurock.

Cuando le dijeron que Carrió la apoda a Cristina como ‘Madura’, en referencia al actual mandatario venezolano, el funcionario nacional lanzó una risa. "Ese apodo...lo había escuchado",  aseguró al tiempo que opinó que “no ayuda lo de Elisa Carrió. Ella ha dicho cosas horribles de mí y lo que está claro es que no está en riesgo la institucionalidad de ninguna manera".

Tanto la exdiputada chaqueña como el actual presidente, defienden el pliego de Daniel Rafecas para que este ocupe el puesto de procurador general de la Nación, algo que no acompaña CFK.

"Es el mejor candidato que puede existir. Lo conozco desde hace muchos años y es un hombre de una calidad técnica absoluta y sus condiciones morales son indiscutibles", argumentó Fernández.

La estrategia de Carrió, es apoyar a Rafecas, quien también tiene el aval de Alberto Fernández pero no de su socia política. Buscando así (Lilita), que la actual vicepresidente pierda poder y se empodere al actual mandatario. Todo es materia de especulación. "Carrió intenta crear un escenario para sembrar dudas, pero en mí no las siembra. Espero que no las siembre. Es un poco más de su método", dijo a su tiempo el actual mandatario en la entrevista.