|15/09/21 07:34 AM

Los temas de los mendocinos pusieron al Partido Verde como tercera fuerza

Así lo considera el diputado Mario Vadillo, quien al mismo tiempo criticó a los que “traicionan” la confianza de los votantes

Las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) colocaron al diputado Mario Vadillo y al senador Marcelo Romano en un lugar al que pocos acceden en la consideración del habitante de este estado provincial cuyano.

Un sitio al que muchos llegaron y salieron con la misma rapidez cuando defraudaron la confianza depositada por ese mendocino al que no es fácil seducir porque está muy lejos de pasiones políticas partidarias. Algo que hace a la esencia institucional tan bien ganada por Mendoza ante los ojos del país, por eso de cuidar la palabra y el compromiso con los temas vitales de la vida de la raíz de la provincia, su gente.

Ambos legisladores provienen de un espacio que caló hondo en esa resaltada consideración del ciudadano. Saben que las bifurcaciones religiosas –como el pastor Bonarrico– y alianzas políticas –de José Luis Ramón– que tuvo esa Protectora que surgió para la defensa de los intereses genuinos de la gente, no cayó bien en muchos mendocinos. 

Fueron consideradas las bifurcaciones como desvíos interesados y que llegaron a ellos por el voto de un elector que depositó en la confianza de que sus intereses estarían resguardados.

Todo eso lo saben quienes el domingo obtuvieron el preciado lugar por el que muchos pelearon: ser la tercera fuerza política en la exigente Mendoza. Un emblemático aspecto que puede ser determinante en las elecciones generales de medio término del 14 de noviembre, que de hecho lo será ante tamaña posibilidad que los legisladores tienen frente a ellos. Incluso, si el 5,70% de votos obtenido se ve acrecentado, lo que implicará más compromisos que los observados.

 

Tercera fuerza con una mirada en los problemas de la gente

Para analizar el mensaje que las urnas dejaron en el Partido Verde y cómo se prepara para el tiempo que separa las PASO de las generales, El Ciudadano dialogó con uno de los pilares de este espacio, el actual diputado provincial Mario Vadillo. Al expedirse sobre el rol de tercera fuerza política en la provincia, el legislador dijo: “Al ubicarnos los mendocinos como tercera fuerza política, nos piden y nos exigen que ampliemos nuestras propuestas”.

—¿Por qué y hacia quién?

—Porque las consideran válidas e importantes. Para que así como llegaron a ellos, también lleguen a ese voto en blanco que se mostró con mucha claridad en las primarias del domingo. 

“Entendemos que a través de él se rechazó a Suarez, Cornejo y Sagasti, porque son propuestas que ya conocen y no quieren. Además, están diciendo que quienes tienen responsabilidades de administrar y legislar en la provincia den amplia cobertura a los problemas que tienen los mendocinos, a ese mendocino que mantiene y trabaja por la provincia”, consideró.

 

—¿Esa gente es realmente tenida en cuenta?

—Nuestra predisposición es llegar a ellos. En estos sesenta días hasta la elección del 14 de noviembre, necesitamos que el mendocino que tenga problemas nos escuche y lo escuchemos. Que las familias que tengan problemas nos inviten para escucharnos mutuamente. Eso es muy importante para nosotros y lo haremos en todos los departamentos de Mendoza, para escuchar cada realidad”.

 

El camino para controlar y prepararse para gobernar

Vadillo es consciente de ese lugar que les señaló el electorado en las primarias y la responsabilidad política que eso implica para ellos, como lo resaltó al expresar: “Entiendo, porque lo he vivido. Ser tercera fuerza, tanto en los concejos deliberantes, en la Legislatura como en el Congreso de la Nación, pareciera que se hace difícil mantenerse en pie con esa misma identidad con la que votó el electorado”.

—¿Por qué?

—Los partidos tradicionales van cooptando a los dirigentes con distintas maniobras. Por eso, nosotros proponemos que se debe tener cuatro ejes que todos los candidatos divulguen, cuatro ejes que servirán para mantenerse en forma independiente. 

“Pero además no debemos subestimar la dignidad y el sentir de la gente, porque la ciudadanía ha sabido castigar a quienes la han traicionado. Algo que por estos días hemos visto con aquellos que traicionaron el respaldo electoral de la gente y hoy no pueden salir a la calle”, agregó.

“Fíjese que lo que ha sucedido en las PASO nos confirma que estamos en la buena senda. Con un partido armado, cuyas propuestas han sido confirmadas por el pueblo mendocino y eso nos dice que tenemos que seguir trabajando en la Legislatura por el agua, por los inquilinos, por los trabajadores y por todos los mendocinos que tienen problemas graves para llegar a fin de mes”, destacó Vadillo.

 

—En sus respuestas solo destaca a la gente y no a sus circunstanciales adversarios políticos...

—Sucede que tenemos mucha gratitud para esa parte del pueblo mendocino que con su voto demostró confianza en el trabajo que venimos realizando con Romano en la Legislatura. En las propuestas que hemos realizado y en esa enorme cantidad de nuevos dirigentes que tienen menos de 40 años y que son en su mayoría mujeres. Todos, constituyendo esa nueva fuerza política que necesitan los mendocinos para controlar, pero también para que se prepare a gobernar.