Buenos Aires, Argentina
Mendoza, Argentina

|02/09/20 07:20 AM

La ley de alivio para el turismo empantanada en el barro de la política

Se trata del proyecto que viene con media sanción del Senado, pero ante el vencimiento de los protocolos de sesión virtual, la oposición se trasladó para hacerla presencial, cosa que el oficialismo no aceptaba y se sucedieron las postergaciones

En medio de la polémica por las sesiones presenciales en diputados, pretendidas por la oposición frente al vencimiento de los plazos para sesionar en forma remota, correspondía tratar las propuestas para brindar apoyo a un sector tan castigado como el turismo.

Según como viene del Senado, con su media sanción, tiene por objetivo “la implementación de medidas para el sostenimiento y reactivación productiva de la actividad turística nacional, por el término de 180 días, prorrogable por el mismo plazo por el Poder Ejecutivo”. Su alcance incluye a empresas que realicen servicios relacionados al turismo, ya sea el alojamiento de personas de forma temporal, exceptuando los lugares que se cobra a la hora, servicios turísticos de todo tipo, transporte relacionado con el turismo y empresas que hayan visto dañados sus ingresos debido a la falta de actividad turística. Cabe aclarar que lugares como los cines, producciones teatrales o musicales, cafés, restaurantes y clubes bailables también fueron incluidos en el proyecto como pasibles de recibir algunos de los beneficios presentes en la misma.

Entre los planes destacados se encuentra la entrega del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) a aquellas empresas que sean de los rubros relacionados con el turismo desde el 1 de julio de 2020 y hasta el 31 de diciembre del mismo año, con la excepción de que solo lo podrán cobrar si su actividad se encuentra paralizada o tiene una facturación menor al 30%. También tendrán una reducción de pago en las contribuciones al Sistema Integrado Previsional Argentino del 95%.

Se prorrogará por 180 días el vencimiento del pago de impuestos “existentes o por crearse” que operen hasta el 31 de diciembre del presente año. Además, se lanzaron una serie de créditos para el pago de servicios, salarios y demás gastos a tasa cero durante los primeros 12 meses.

También propone reactivar la actividad turística con una serie de programas que buscan incentivar la compra de servicios y la realización de turismo interno una vez finalizada la pandemia, los cuales son un Bono Fiscal Vacacional, un programa de ‘incentivos a la preventa de servicios turísticos nacionales’, un programa de turismo para personas mayores y un programa de financiación de los paquetes turísticos de viajes de turismo estudiantil.

 

Las voces de los diputados

Sobre el tema, de profundo interés para Mendoza, sostuvo la diputada nacional oficialista Marisa Uceda: “Creo que hay dos actividades que la pandemia golpeó más fuertemente, y que en el tiempo la situación es crítica porque no sabemos cuándo van a volver con su ritmo habitual, que son turismo y cultura, los dos espacios más dolidos”.

En diálogo con CNN Radio Mendoza sostuvo: “Venimos trabajando hace un tiempo largo pero no logramos un consenso acerca del dictamen, Senadores avanzó con una idea de sostenimiento y reactivación, que la idea es que tenga un alcance amplio, desde pequeños alojamientos, transportes, bodegas, servicios, salones, producción de espectáculos, para darles por un lado alivio en lo inmediato, con exenciones fiscales, créditos blandos, entre otras cosas, si es necesario más de una ayuda del Estado”, y a la vez “acompañamos con un paquete de medidas muy ingenioso, que es estimular el consumo, porque esto nos golpeó en muchísimos lados, entonces hay que estimular la demanda, y vienen los paquetes del preventa, los paquetes estimulados, para que empiece a proyectarse una salida en la pospandemia”.

“Confío en que se va a poder primero debatir, tenemos un problemita con la oposición, pero es una herramienta vital para nuestra provincia. Hoy la matriz productiva se activa en su gran mayoría en la actividad turística, el turismo ha sostenido la economía bastante frágil de la provincia en los últimos tiempos, entonces hay que darle las herramientas, ha sido vital y necesitamos que crezca”, concluyó la legisladora Uceda.

Desde el lado de la oposición, el diputado nacional Federico Zamarbide expresó: “Nosotros queremos sesionar para sancionar las leyes que se tratan hoy (por ayer), y la ley que viene del Senado no es la ley que solucione la tremenda crisis del sector, pero es lo que viene y preferimos el 50% de algo y no el 100% de nada, lo hemos hablado con el sector y queremos sacar esa ley, por eso es que venimos para acá, vencido el período de sesiones telemáticas queremos sesionar presencialmente”.

“A pesar de haber trabajado proyectos que eran mucho más amplios y más completos, que en verdad atendían a la gravedad de la situación, porque contenían herramientas fiscales, laborales, crediticias, financieras, –esos proyectos no avanzaron porque no hubo apoyo del Gobierno nacional– entonces aceptamos tratar los proyectos que enviaban ellos (por el oficialismo) que la verdad ni siquiera declaran la emergencia, en un país que tiene nueve emergencias desde el verano pasado, y en este sector en situación terminal no lo declaran”.

 

Empantanados

Finalmente, al cierre de esta edición, se supo que fracasó la sesión, ya que no pudieron ponerse de acuerdo en el modo de sesionar, se sucedieron los cuartos intermedios y finalmente, cuando sonó la chicharra a las 18.30 solo se encontraban dentro del recinto 36 diputados de la UCR, 44 del PRO y 14 de la Coalición Cívica.

Desde la oposición adelantaron que irán a la Justicia por la resolución de este conflicto.

También se iba a tratar una modificación a la Ley de Pesca para combatir la ilegalidad, y debatir sobre la movilidad jubilatoria.