|17/11/21 06:04 PM

Julio Cobos: "Ganar se gana con votos, no se gana perdiendo”

El senador y diputado nacional electo de Juntos por el Cambio habló con El Ciudadano sobre los resultados de las elecciones y cuestionó con dureza al Gobierno de Alberto Fernández

Por Redacción

En estas elecciones legislativas los argentinos votaron diputados y senadores y también para renovar cargos locales en varios distritos del país. A pesar de que Juntos por el Cambio se consolidó como gran ganador, el Frente de Todos logró achicar la diferencia en territorio bonaerense y desde el Gobierno se negaron a calificar los resultados como una "derrota".

De esta manera, Juntos por el Cambio ocupará 116 escaños en Diputados, mientras que el oficialismo retuvo la primera minoría en Diputados con 118 bancas. Sin embargo, después de 38 años el peronismo no tendrá quórum propio en la Cámara de Senadores.

En la provincia, Cambia Mendoza logró ratificar su rendimiento en las PASO y duplicó en votos al Frente de Todos. En ese sentido, Julio Cobos, senador y diputado nacional electo de Juntos por el Cambio, habló con El Interactivo (lunes a viernes de 13 a 14 por Facebook y YouTube de El Ciudadano) sobre los resultados que dejaron las elecciones y sostuvo que "ganar se gana con votos, no se gana perdiendo”.

“La sensación que quedó es que el oficialismo perdió las elecciones contundentemente, por casi 2 millones de votos, por casi un 9% de diferencia. Perdió en los distritos y capitales más importantes, en cuanto a población y actividades económicas: Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Mendoza, Entre Ríos, entre otras", expresó Cobos.

En esa línea, el nuevo integrante de la cámara Baja cuestionó a la administración de Alberto Fernández: “A diferencia de lo ocurrido anteriormente, donde acusó recibo el Gobierno y posturas internas, recordemos la carta de la vicepresidenta que cuestionaba y las renuncias de funcionarios que no renunciaron. Ahora parece que la estrategia del Gobierno pasa por ignorar y festejar. Nosotros dijimos que no es momento para festejar y para asumir responsabilidades. Si la ciudadanía dijo que hay que cambiar el rumbo cuando no respaldó, bueno tiene que abocarse a ese rumbo.

“Pareciera que hay dos presidentes, el que dio un mensaje grabado donde pedía aporte patriótico de la oposición para un plan plurianual y acuerdo con el FMI. Y otro presidente que festeja una derrota. La verdad es que cuesta entenderlo, pero a los ingenieros nos gustan los números, las elecciones se expresan por números. Ganar se gana con votos, no se gana perdiendo", agregó el funcionario en diálogo con El Ciudadano.

-Si las elecciones hubieran sido para presidente, Juntos por el Cambio habría ganado en primera vuelta.

-Es así. Pero en las elecciones de medio término, como siempre digo, implican un respaldo o no, un tirón de orejas o no, una palmada en la espalda al que la ciudadanía cree que va por el rumbo adecuado y al que cree que debe rectificarse. En este caso, en materia económica, de seguridad y de manejo de la pandemia, porque la ciudadanía también puso en valor la forma de administrar como lo hizo el gobernador de Mendoza. A Suárez le tocó lidiar más con el Gobierno que con la pandemia, o por lo menos de igual manera.

-Dado el voto de confianza de la ciudadanía, ¿piensan en un plan para mejorar la situación de la Argentina?

-Siempre he dicho que no hay mejorar plan de blanquear empleo que tener una macroeconomía ordenada. Eso es tasa bancaria un dígito, inflación un dígito, para lo que se requiere superávit fiscal, unificar el tipo de cambio. Estas cosas hay que alinear y a lo que nosotros apuntamos.

- Mientras tanto lograr planes de promoción de empleo, como hemos sugerido nosotros, pero distribuyendo en todas las regiones, sin diferencias como hemos visto en Mendoza. Lo otro es que hay que ir hacia la descentralización automática de los fondos que no son automáticos. No puede ser que  la Nación haga viviendas, la provincia hace viviendas y los municipios hacen viviendas. Ninguno de los tres hace lo que debería para satisfacer el déficit estructural que sigue siendo de 3,5 millones de hogares en la Argentina. Tenemos tasas que vuelan, los créditos UVA hay que renovarlos algo en lo que vamos a insistir.