|19/07/21 08:25 AM

"Es una causa armada": Luis Petri habló sobre el conflicto con Bolivia

El legislador nacional por Mendoza analizó la denuncia sobre el envío de armamento y personal durante el golpe de estado en ese país y criticó los dichos del Presidente

La denuncia del gobierno boliviano sobre el envío de pertrechos para fuerzas de seguridad y gendarmes por parte del gobierno de Mauricio Macri, justamente cuando el país vecino vivía tiempos revulsivos con el desplazamiento de Evo Morales de la presidencia, fue analizada por el diputado nacional Luis Petri, de Juntos por el Cambio, en diálogo con radio FM 91.7, de Grupo Cooperativa.

Al respecto, el legislador afirmó que “es una verdadera locura lo que ha ocurrido, porque cuando uno revisa y repasa la documentación, resulta que en la carta de aparente agradecimiento que se firma desde Bolivia a la República Argentina está falsificada la firma”.

Agregó que, “por otro lado lo que sí hizo la República Argentina fue enviar gendarmes, pero fue para custodiar la Embajada y a periodistas argentinos que se encontraban en ella. Y un dato que no puede pasar desapercibido es que la República Argentina, en este momento durante el gobierno de Macri, le dio asilo a dos ministros de Evo Morales, con lo cual está claro que esto es una denuncia armada”.

Según Petri, “lo que llama la atención –y esto no lo podemos soslayar– es la irresponsabilidad del presidente de la Nación Alberto Fernández, que en menos de 24 horas, ni bien se conoce este hecho, sale a pedir disculpas al gobierno boliviano sin siquiera haber constatado los hechos, comprometiendo la responsabilidad internacional del Estado argentino”.

Además, puntualizó: “Lo que debió hacer Alberto Fernández ni bien se conoció es, primero, verificar la verosimilitud de la denuncia, verificar que la firma hubiese sido la de quien decía que había firmado la nota, algo que se comprobó que no fue así”, y detalló que “se conoce el 8 de julio este hecho, y el mismo día el Presidente de la Nación, comprometiendo la responsabilidad internacional por las cuestiones domésticas del país, por hacer política doméstica y perseguir al expresidente de la Nación, pidió disculpas”.

En su opinión, el Presidente “no ha medido las consecuencias de sus dichos y no ha tomado real dimensión de lo que supone eventualmente un reconocimiento de un hecho sin tener eventualmente pruebas, o de haberlo acreditado, como para ligeramente decir que la República Argentina había ido con gendarmes y eventualmente con municiones a consolidar el golpe de estado”.

“Esto no ocurrió de esa manera, y los gendarmes en definitiva permanecieron en territorio boliviano mucho tiempo más después de la ida de Macri del gobierno. Creo que cinco meses más han estado en territorio boliviano, con lo cual lo que hay que hacer, básicamente, es despejar cualquier tipo de duda, dar cuenta de que en definitiva el personal de seguridad –en este caso los gendarmes que se apostaron en la Embajada– fue justamente para garantizar y salvaguardar los graves hechos que estaban ocurriendo”, consideró.

Evo Morales renunció a su presidencia el 10 de noviembre, y el 13 de noviembre la Argentina envió los gendarmes, producto de los disturbios que habían ocurrido y estaban ocurriendo todavía en territorio boliviano, y que, según Petri, “comprometían la seguridad tanto del personal de la Embajada como de las personas que se encontraban allí adentro apostadas”.

 

El memorándum con irán

Otro tema que abordó el legislador radical por Mendoza fue el de las declaraciones de Cristina Fernández sobre el Memorándum de Entendimiento con Irán por la causa AMIA.

Según el diputado, “fue una dramatización, porque en definitiva nunca justificó por qué firmó un memorándum con Irán, cuáles fueron los motivos que los llevaron, porque dentro del memorándum se crea un comité de la verdad, integrado por cinco miembros. ¿Por qué se pacta con el que en ese momento y hasta hoy en día es sindicado como el responsable de los atentados? La víctima pacta con el victimario respecto de cómo enjuiciarlo”, sentenció.

Siguiendo con la política internacional, afirmó que “hubo desde que asumió Fernández una clara alineación hacia los países en donde no están garantizados los sistemas democráticos, donde existen autocracias o directamente dictaduras, arrancando por la ausencia de condena a la violación de los derechos humanos que ocurría en Venezuela”.

Y recordó que “el Presidente de la Nación dio a la orden de retirar la denuncia que la República Argentina había hecho ante La Haya por delitos sobre los derechos humanos que estaban siendo cometidos en Venezuela. Pero además de eso, les ordenó a las representaciones argentinas en la OEA a votar en contra”.

Finalmente, teniendo en cuenta que en diciembre se vence su mandato, fue consultado acerca de la posibilidad de que sea nuevamente candidato, a lo que respondió: “Me parece que lo importante acá es trabajar en un proyecto colectivo y ver qué rol ocupa dentro de ese proyecto. Sin lugar a dudas me gustaría seguir dando la batalla en el Congreso de la Nación, me gustaría seguir criticando aquellas políticas erráticas y erróneas del Gobierno nacional, pero independientemente de eso no es una decisión individual, es una decisión colectiva”.