|05/03/21 01:32 AM

Eber Pérez Plaza, el productor que quiere hacer feliz a Mendoza

El inminente diputado nacional por Mendoza ventiló su intención por los primeros proyectos que trabajará en el Congreso.

Eber Pérez Plaza (31), el inminente sucesor de Alejandro Bermejo en su banca de diputado nacional por Mendoza, provincia que tiene en su haber a 10 legisladores locales, confesó que aún no cae ante el asombro de tener que ocupar tamaño cargo en el Congreso de la Nación.

Emocionado, el hombre que aún no tiene hijos, con palabras que solo narraron parte de su vida al servicio de la producción agrícola y en las que incluyó a su compañera de vida, Silvana, aún sigue enfocado en la exportación de ajo mendocino a Brasil. En la producción de sus vinos de corte Malbec con Bonarda y en la relación estrecha que mantiene con los paisanos de la comunidad boliviana que trabajan las chacras.

Desde Villa Seca, en el departamento de Tunuyán, ventilando que las comunicaciones son difíciles en ese distrito del Valle de Uco, casi a la medianoche del jueves, anunció que asumirá en su nuevo cargo “en la próxima sesión -en la Cámara de Diputados de la Nación- el día que se trate Ganancias. Si Dios quiere ese día juraré y desde ahí me quedaré para trabajar. Pero por ahora no se cuándo tendría que viajar a Buenos Aires. Será cuando me avisen…”, explicó.

 

 

“Será cuando tengamos todo más o menos organizado. Pero ahora no tengo una fecha definida. Iré un día o dos días antes de que asuma. Pero no tengo ahora fecha cierta”, remarcó.

De la misma manera admitió que “ya he hablado de todo esto tanto con Alejandro Bermejo como con Anabel Fernández Sagasti. Pero igual estoy muy enfocado en la forma en la que me organizaré porque estoy viendo como seguiré adelante con mi marca de vinos que es Gran Espíritu que es un vino Malbec y Bonarda y tendremos que volver a elaborar porque este año explotó todo y se vendió muy bien. Vamos a seguir elaborando, tanto para el fraccionado como para el granel que vendemos”.

Pérez Plaza es técnico agrario especializado en enología, además es procurador por lo que tiene un estudio jurídico en el Centro de Mendoza en la intersección de las calles Mitre y Pedro Molina. Y como datos generales además es productor de frutas “de durazno, de ajo que enviamos a Brasil. Además de la vitivinicultura que es una de mis pasiones”.

 

 

Además integra la Cámara de Comercio y Turismo de Tunuyán, por lo que es un conocido de la Sociedad Rural del Valle de Uco que preside Mario Leiva, y por ello es que ha participado en la Cooperadora del INTA de la Consulta. También en la Unión de Pequeños Bodegueros de Argentina. Y durante 2014 y 2015 formó parte del Consorcio Cordón Andino dedicado específicamente a la promoción de los vinos mendocinos.

Valorando la comunidad boliviana el sucesor de Bermejo manifestó que “la chacra nos une mucho en la actividad agrícola. Porque la mayoría son paisanos y desde ahí es que yo comparto muchas cosas con ellos. Estoy muy vinculado a ellos. Incluso tengo fotos con Evo Morales. Porque creo que nosotros, los criollos, si no fuera por nuestros hermanos paisanos no tendríamos la cantidad de verduras disponibles que tenemos. Admiro mucho la capacidad de trabajo que tienen”.

Pero lo más fuerte que ha vivido en estos días fue cuando se enteró que ocuparía una banca en Diputados de la Nación: “Fue mucha sorpresa al principio. Nosotros participamos al principio con la lista que se constituyó con el Frente de Todos, con una mirada federal y que tratara de poner en valor a las economías regionales como fue en mi caso”.

 

 

“En mi experiencia fue como un pequeño productor del Valle de Uco. Con el fin de poner de poner en la agenda política representando a una economía regional. Eso fue en 2019. Después por una cuestión de paridad me tomaron por sorpresa que tenga que asumir en esta nueva responsabilidad lo cual me puso muy contento. Esto no me lo imaginaba. Pero siempre con la esperanza de participar en política para llegar a un lugar como este”, dijo.

El nuevo legislador mendocino resaltó que “esto es producto de seguir perseverando y buscando mejorar las condiciones de las economías regionales. Y ahora me toca enfrentar una banca desde el Congreso de la Nación. Por mi perfil creo que puedo reforzar el trabajo de mejorar las condiciones de las economías regionales”.

“Mi vida siempre ha sido muy activa. Muy de moverme mucho. Y por mi actividad viajo mucho y eso me ha obligado a buscar el equilibrio en mi vida y por lo tanto siento un profundo respeto por mi compañera. Eso para mí vale mucho la pena. Porque si tengo algo bueno tengo que cuidarlo. Siempre buscando el equilibrio. Y en esa búsqueda es que quiero trabajar para que los mendocinos vuelvan a ser felices. Porque en un momento fue muy difícil lidiar con la tarifa eléctrica. Porque nos temblaba la mano antes de prender el pozo para poder regar. Teníamos mucho miedo de la boleta de la luz”, recordó.