|19/05/21 08:22 AM

COVID-19 en el país: ¿cierran las escuelas y se termina la grieta?

La situación epidemiológica nacional es grave y diversos gobernadores, ya tomaron medidas. Parece haber quedado atrás la discusión por la presencialidad de las clases en los colegios, ante el alarmante panorama que deja la pandemia a su paso. Hay mucha expectativa por el próximo DNU  de Fernández

Por Redacción

 

La situación epidemiológica a nivel nacional es alarmante. Ayer martes, se registró una cifra récord de contagios 35.543 casos y 745 muertos.

Los números son elocuentes y por eso, varias provincias argentinas que aportaron gran parte de esa nómina tomaron medidas, otras las analizan para el cortísimo plazo y solo la minoría, parece tener controlada la situación de momento.

Fue un día agitado en Casa Rosada. Gobernadores e intendentes mantuvieron reuniones con autoridades nacionales de Salud y del Ejecutivo, todo en vísperas de que el viernes, venza el DNU que publicó Fernández semanas atrás. Todo parece indicar que su renovación, tendrá los mismos parámetros, dejando a los mandatarios provinciales la potestad de endurecer medidas, en caso de que haga falta.

Algunas provincias se adelantaron, y en el afán de empezar lo antes posible a contener a la pandemia con medidas, se pusieron en vigencia nuevas estrategias. El tiempo no se detiene y cada día cuenta a la hora de buscar controlar el crecimiento de casos de COVID-19 a lo largo y ancho del país.

En Catamarca y Santa Fe se aplicaron nuevas medidas desde ayer martes. Corrientes anunció que desde hoy, volverá a fase 3 y también se acentuaron restricciones en San Juan, San Luis y Santiago del Estero.

En AMBA, el panorama es crítico y ayer el Jefe de Gabinete Santiago Cafiero, mantuvo encuentros con sus pares de la ciudad de Buenos Aires, Felipe Miguel, y de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco. También participaron los ministros de Salud.

“Esto no da para más", les dijo a los presentes el Jefe de Gabinete en torno al cuadro epidemiológico que se vive en la Ciudad de Buenos Aires y la provincia. La Casa Rosada está presionando para que las jurisdicciones tomen más medidas de control y de restricción de la circulación.

 

¿Cierran las escuelas y se termina la “grieta”?

Más allá de las restricciones horarias de circulación, el toque de queda sanitario, la suspensión de encuentros sociales al aire libre o en interiores o hasta las reuniones familiares, el poder de algunos gobernadores, se encolumnó detrás mantener las escuelas abiertas y el sistema de clases presencial, a como dé lugar.

Las clases presenciales son el último bastión de diferencias que tiene Nación y algunos gobernadores “rebeldes”, como Rodríguez Larreta de CABA y Rodolfo Suarez de Mendoza.

En el caso del primero que de hecho, sostenía la presencialidad al punto de recurrir a la Corte Suprema para pelear ese derecho o potestad contra el Ejecutivo, analiza ahora volver a la virtualidad, acorralado por las duras cifras epidemiológicas registradas en el territorio que él comanda.

Eso sí, si Horacio Rodríguez Larreta recurre a la vuelta de la virtualidad educativa, se descarta según allegados al gobernador de CABA, que habrá duras restricciones en ese territorio. Un cierre prácticamente total.

Si no hay escuelas, no habrá prácticamente nada abierto se estima.

Próximas reuniones entre el presidente y los gobernadores, dejarán al descubierto cuál es el “espíritu” de las medidas que se vienen a nivel nacional y a partir del próximo viernes 21 de mayo. Larreta aguarda por las reuniones claves que llegarán hasta ese entonces para en todo caso aplicar esa medida, que tendría un alto costo político.

Inféctologos que asesoran al Gabinete del presidente, sugieren que se tomen medidas extremas por 15 días para lograr así reducir la curva de contagios.

¿A qué nos referimos con medidas extremas?, a “cierres totales” por 15 días y al fin de las clases presenciales por ese lapso de tiempo.

El infectólogo Martín Hojman opinó en diálogo con medios, que "hay contagios en los colegios, no hay que negarlo", y explicó: "Sé que fue un tema polémico, pero con la presencialidad aumenta la transmisión viral. Las burbujas no se cumplen del todo bien por la ventilación, por los edificios".

En Mendoza, el gobernador Rodolfo Suarez, mantuvo ayer un importante encuentro con un intendente que le solicitó que lo autorice a aplicar mayores restricciones en su departamento, pero el mandatario provincial no lo hizo. Hablamos de Emir Félix y San Rafael.

Suarez y Félix reunidos y con nuevo diálogo parecen estar ahora en sintonía. Cabe destacar que el primero de ellos, no es del color político que gobierna el país y el segundo sí. Otra vez el tema de la “grieta” en medio de más restricciones o que “siga todo igual”.

Las diferencias políticas se aplacan ante los elocuentes contagios y en Mendoza, se alcanzó en las últimas horas un nuevo récord, 1.352 nuevos casos positivos.

Mendoza transita, desde el 13 de mayo, las nuevas restricciones con horarios limitados en comercios, restaurantes y salidas de acuerdo con la terminación del DNI y la suspensión de las reuniones sociales y familiares al aire libre. Además se mantiene la presencialidad en las clases, con burbujas en los colegios, medidas estas que adoptó la provincia por la cantidad de casos detectados y por la meseta alta que se sostiene en la provincia.

Suarez espera el nuevo DNU de Fernández para tomar medidas o posibles endurecimientos. La presencialidad de las clases escolares, está en la mira de los aspectos a rever.