|12/11/21 08:42 AM

Cachanosky: “Para que cambie la economía tiene que cambiar la política”

Con el dólar que sube, la inflación en ascenso y la incertidumbre política, la sociedad mira el futuro inmediato como un gran signo de pregunta. En ese marco, uno de los economistas más importantes de nuestro país analizó lo que viene con ‘El Ciudadano’ y la ‘91.7’

Luego de que en un ranking de los economistas más influyentes en la opinión pública se lo ubicara en el podio, Roberto Cachanosky lanzó una reflexión muy fuerte sobre los problemas argentinos: “Por más de que el Fondo venga y diga: ‘Te regalo la deuda, no me la pagués', no se resuelve nada. Nadie va a venir a invertir en la Argentina con esta incertidumbre", afirmó, dando un indicio de la gravedad que adjudica a los males de la economía.

Pero, buscando vislumbrar algo de lo que puede ocurrir en este contexto, el economista dialogó con nuestro medio. Con respecto al aumento de las divisas norteamericanas, explicó: “Lo del dólar no debe llamar la atención, porque si todos los productos están aumentando mucho, por qué no va a subir el dólar. Además, está claro que el Banco Central ya casi no tiene reservas como para poder frenarlo”.

Agregó: “Por otro lado, tenemos el problema del riesgo país, en mil setecientos y pico de puntos, y recordemos que, en agosto del año pasado, Martín Guzmán renegoció la deuda, que estaba en default, y hoy ya estamos en el riesgo país casi igual al de ese momento”, concluyendo que “no sirvió de nada todo lo que hizo” el ministro.
futuro de conflictos

Sobre lo que pueda venir en los próximos meses, consideró: “Depende, obviamente, el resultado en las elecciones, si se repite lo de la PASO, o se agrava para el Gobierno”. Y analizó: “Si después de las Primarias se agarraron entre ellos en una interna feroz, es de imaginar la que van a tener después del domingo. Si los resultados se repiten, habrá un conflicto grande, imagino, lo que no sabemos es quién va a terminar gobernando, ni qué va a hacer, lo que sí sabemos es que hay un Presidente con muy baja credibilidad”. 

Para ese análisis se basó en que “Alberto Fernández tiene una imagen negativa altísima, Cristina es lo mismo, Kicillof lo mismo, y Massa por allá anda, o sea, que los cuatro que más o menos manejan el poder, son los que tal vez tengan la imagen negativa más alta”. ¿Esto qué significa?, “que no van a generar ningún tipo de confianza como para atraer inversiones, y si no hay inversiones, no hay creación de puestos de trabajo, y, esto sigue complicándose, así que yo creo que el día posterior a las elecciones va a ser bastante complicado, hasta que se definan la interna de ellos”.

 

Panorama sombrío

“No creo que la sociedad argentina esté en condiciones de aguantar dos años de este, digamos, desborde económico, por ponerle alguna palabra, más o menos suave”, indicó el economista. “La inflación, la imprevisibilidad en las reglas de juego, la falta de inversión, la falta de oportunidades de trabajo, más todos los problemas de inseguridad, etcétera, hacen una Argentina irrespirable en este momento”.

Además, agregó: “El problema es que, para cambiar el tema económico, no solo se necesita tener buenos economistas y un buen plan económico. Ningún gobierno sin un respaldo político importante lo puede hacer, y nadie con prestigio y con trayectoria se va a sentar en el Ministerio de Economía, con gente que para poder aprobarle algo, primero tiene que estar el Instituto Patria diciendo que sí, después La Cámpora, después Alberto Fernández”.

Tampoco ahorró críticas para el titular de la Secretaría de Comercio Interior: “Feletti, desde el punto de vista de la política económica, es un cavernícola, vuelve con los controles de precios que siempre fracasaron. En el medio hay una emisión monetaria que está totalmente desbordada. Los datos ciertos se ven en el Banco Central todo el tiempo, como está emitiendo para financiar al tesoro”, y resaltó: “Quiere controlar los precios con una emisión monetaria fenomenal y la producción de bienes cada vez más chica, o sea, usted tiene, digamos, en el mejor de los casos, la misma cantidad de bienes en el mercado y más billetes circulando, es obvio que se van a depreciar, y la gente va a creer que suben los precios, pero se va depreciando la moneda”. 

 

Pacto político

Una de las ideas que se vienen barajando, puntualmente anunciada por Sergio Massa, es la posibilidad de una mesa de consensos para encarar las decisiones futuras. Sobre el particular, Cachanosky señaló: “Un acuerdo político es acordar políticas públicas de largo plazo, y los proyectos políticos son totalmente distintos”. 

Luego, consideró: “Para que cambie la economía, tiene que cambiar la política, y para eso tiene que haber una coalición política lo suficientemente amplia como para acordar un plan económico, y darle ese respaldo y sostenerlo a lo largo del tiempo”. Pero fue más lejos, añadiendo: “Ahora, no cualquier plan sirve. Tiene que ser un plan económico muy potente, para cambiar las expectativas y tiene que cambiar, además, la credibilidad en la Argentina. En última instancia, lo que se necesita es que vengan capitales a invertir, o sea, alguien que traiga plata y ponga una fábrica de hamburguesas, otro que ponga una fábrica de zapatillas, otro que ponga un hotel, otro que ponga un viñedo, o lo que sea”.

“Con la carga impositiva que tiene la Argentina, con la falta de moneda, con la imprevisibilidad de las reglas de juego, con un Gobierno que le dice ‘usted no puede importar insumos, porque no tengo dólares para darle’, con esta legislación laboral es imposible pensar en eso”, continuó.

Concluyó explicando: “Recuperar la confianza va a llevar tiempo, el primer paso es armar una coalición política para que se pongan de acuerdo con un plan económico consistente, que va a ir resolviendo los problemas a lo largo del tiempo, y recuperando la confianza que tiene que tener la Argentina”.