|07/10/21 07:30 AM

Aveiro: “Para ganar en Tunuyán deben gestionar dando soluciones a la gente”

El jefe de campaña y obligado dirigente de consulta del PJ se refirió al propósito del oficialismo provincial de ganar las elecciones en ese departamento 

Lentamente se levanta la levadura política camino a las elecciones generales de medio tiempo del próximo 14 de noviembre. Y lo hace con la sostenida efervescencia que imprimen los dirigentes políticos que han sabido hacer lectura del termómetro que constituyeron las primarias del 12 de septiembre.

El justicialismo de la provincia es, quizás, la representación política que entendió en profundidad lo que la gente expresó en las urnas, sabiendo que ese mensaje no solo tiene carga local sino, y por sobre todo, nacional. Aún así, y mirando el suelo mendocino, el peronismo puso manos a la obra para tratar de achicar la inmensa brecha de los porcentajes con el oficialismo, lo que hace dos semanas comenzaron a implementar en toda la provincia.

En ese sentido, Martín Aveiro, nuevo jefe de campaña del Frente de Todos –reemplazó a Lucas Ilardo– está poniendo en práctica el dinamismo y el pragmatismo que lo llevó a instalarse fuertemente en Tunuyán, no solo para gobernar a ese departamento, sino por haberse consagrado en líder político con traje de caudillo en ese oasis productivo. 

Una cuestión no menor si se tiene en cuenta el poderío radical de esa parte de la provincia y que todo lo que Aveiro hizo allí y desde allí, lo hizo solo hasta que la mirada partidaria provincial, primero, y las consideraciones opositoras, después, tuvieron que reconocer su poderío militante y su capacidad de llegada a la gente. 

Los apabullantes resultados de cada elección que sobrevinieron tras su conquista de la intendencia del departamento de la manzana, es el lapidario testimonio que le valió ser un obligado dirigente de consulta y autoridad partidaria en el PJ provincial. 

También porque Juntos por el Cambio tiene a esa zona del Valle de Uco como apetecible coto de caza electoral, lo que ya fue exteriorizado por los principales dirigentes oficialistas y hay un plan para ejecutarlo. 

El interrogante que surge es hasta qué punto pueden conquistar un terreno que les ha sido adverso –incluso en las últimas PASO– y qué parámetros manejan para revertir esa situación en lo que queda hasta el 14 de noviembre.

 

“Los resultados de Mendoza tienen que ver con el contexto de la Argentina”

Asumiendo responsabilidades y con total sinceridad, Aveiro aceptó mantener un diálogo periodístico con El Ciudadano, y lo primero que respondió fue sobre dónde está parado el PJ mendocino tras las señales que recibió el 12 de septiembre. “El panorama lo veo difícil, por eso, estamos sobre un gran desafío después de un resultado complejo producto de lo que arrojaron las primarias”, consideró.

—O sea, un momento duro

—Lo que sucede es que todo esto es producto de la realidad que está viviendo la Argentina. Lo de Mendoza no es resultado de un spot o de un candidato en la lista, tiene que ver con un contexto duro que nos toca vivir y que todos los días tenemos que trabajar.

 

—¿Se puede revertir?

—Creo que a partir de las elecciones y los cambios que se implementaron en el Gabinete nacional, esto tomó otra dimensión, con otra dinámica y otra velocidad para que la situación compleja económica y social que hay en el país cambie y esté mucho mejor.

 

“Es un error accionar mirando solo las elecciones de noviembre”

Tras sus sinceras expresiones, El Ciudadano le preguntó si esto alcanzará para dar respuestas a la gente, a lo que respondió: “Creo es importante hacer cosas por la gente. Pero debemos ser sinceros, porque si nosotros hacemos acciones pensando pura y exclusivamente en las elecciones de noviembre es un error.

—¿No fueron tomadas para eso?

—No, para nada. Creo que las medidas que se han tomado tienen que ver con que la gente pueda estar mejor. Si en un tiempo prudencial, no sé si en noviembre o cuando sea conveniente, quizás la gente reconozca o no el esfuerzo que todo el mundo hace en este difícil momento.

“Debemos tener en cuenta todo el esfuerzo y el sacrificio que ha hecho cada uno de los vecinos por la pandemia. Como también la crisis social que el país heredó del Gobierno anterior, que no es excusa, simplemente un diagnóstico de todo lo que nos ha venido pasando. Y a partir de esto, si todas esas medidas logran que la gente empiece a estar mejor más allá de generar un resultado a favor en las elecciones, se habrá alcanzado un gran objetivo”, resaltó Aveiro.

 

“Me encantaría que le fuera bien al gobierno provincial”

Profundizando su visión acerca de la necesidad de implementar acciones orientadas a la gente, consideró que “todo esto implica hacer, ni más ni menos, las cosas que necesita el pueblo. A partir de eso, en algún momento vendrá el reconocimiento con el sufragio. Nos pasa y lo vemos en algunos departamentos”. 

“De todas maneras, si usted pregunta cómo va la campaña, le diré que viene bien, estamos siendo ordenados hasta en los cambios. Porque en definitiva asumimos todos los mensajes que nos dejaron las primarias y los que nos está dejando la campaña propiamente dicha”, aseguró.

—Disculpe, no quiero arruinar su optimismo, pero el oficialismo provincial ha puesto objetivos concretos para alcanzar electoralmente Tunuyán. ¿Usted qué dice?

—Mire (pone rostro incómodo, molesto y desafiante), me encantaría que le fuera bien al Gobierno provincial a partir de que genere gestión y soluciones para los vecinos. Esto es simple, si arreglaran las escuelas, las calles y verdaderamente ofrecieran la seguridad que hace falta. Fíjese un dato sobre esto último: hace más de siete años que no llevan un móvil.

“Le reitero, me encantaría que el Gobierno provincial nos gane las elecciones en Tunuyán, porque eso significaría que estuvieron atendiendo las necesidades de la gente y a partir de eso, bienvenido sea si mi pueblo está bien. ¡Que gane cualquiera!”, remarcó Aveiro.