|24/05/19 11:18 AM

Acción política por un radicalismo puro

Fernando Armagnague, delegado a la Convención Nacional de la UCR, critica la orientación actual del partido

El radicalismo está viviendo intensos momentos, por las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) que se llevarán a cabo en Mendoza el próximo 9 de junio y por la Convención Nacional del lunes venidero en Parque Norte. 

En ambos eventos tomará parte activa el avezado dirigente Fernando Armagnague. En uno como precandidato a gobernador, en el otro como convencional titular. Por lo dos está siendo muy crítico en las últimos días.

El exlegislador considera que el camino a las PASO “se hace en forma hollywoodense” por parte de las otros dos líneas que compiten dentro del Frente Cambia Mendoza, “sin consideración y respeto a la dura realidad que pasa la gente”. 

Del mismo modo, Armagnague dice en tono crítico que la convención del lunes no tendría sorpresas, por lo que lo obligan a votar en contra de lo que se resuelva. Cree que “la administración de Mauricio Macri fracasó y que el radicalismo se debería despegar para recuperar identidad e ir solo a las elecciones”.

El Ciudadano mantuvo un diálogo con el precandidato a gobernador por la lista Dignidad Partidaria (300 D) quien expresó: “Somos jóvenes, mujeres y hombres que tenemos la pasión y las ganas que siempre hemos puesto, no solo al servicio de la UCR, sino también al de la provincia y del país.”

Sobre su aspiraciones de gobernar de la provincia dijo: “Nunca tuve intereses personales cuando me incorporé al partido, ni nunca los he tenido, si lo hubiera tenido hubiera dado pelea en las desigualdades como en las que hoy se presentan para las PASO de 9 de junio”.

“En esta campaña a las PASO –dice Armagnague- hay tres listas de Cambia Mendoza y solo dos llevan a cabo una campaña provocativa en un país que se debate en la pobreza, la desocupación y en la desesperanza de la gente. Parece que estas dos listas concretan una campaña electoral norteamericana y eso me llena de tristeza, porque el radicalismo no nació para esto. Nació para cosas superiores, para darle salud a la población, viviendas como hizo (Felipe) Llaver, que entregó 40 mil casas en toda la provincia. Nació para dar un servicio integral de salud. Sin embargo, se ha priorizado obras públicas de parques y paseos”.

“Ya que se endeudó a la Provincia hubieran traído nuevamente el ferrocarril para transportar toda nuestra producción y ahorrarles altos costos a nuestros productores, que ya demasiado tienen sobre sus espaldas”, reflexionó.

La Convención Nacional del lunes “está arreglada”

“Nosotros creemos que el radicalismo tiene que dar un giro de 180 grados en su rumbo. Estamos convencidos que el macrismo le ha causado un grave daño al país, por ende a mi partido. Partido donde milité toda la vida desde que lo abracé a los 18 años, donde nunca claudiqué y nunca canté la marcha peronista. Tampoco estuve ni estaré con el señor Macri”, enfatizó el exlegislador.

“Participaré activamente de la Convención Nacional en la cual soy convencional titular. Haré sentir mi voz y mostraré mi voto negativo a todo arreglo o acuerdo de continuidad con el macrismo y menos con sectores disidentes del peronismo. ¿Dónde se ha visto arriar a los radicales sus históricas banderas?”, alzó la voz el radical.

Y continuó expresando: “Mi intuición política me dice que hay algo en esta convocatoria. Porque se acordó una convención light, que pasará sin pena ni gloria. Lo siento y me molesta, porque se nos escapará una oportunidad histórica para que el radicalismo retomara su individualidad partidaria, su discurso ante el país y esa historia de 127 años al servicio de la Nación”.

Nosotros tendríamos que ir este año electoral con candidatos propios. Eso gustaría a muchos que piensan como yo, sacando los votos que sacáramos, pero con candidatos propios. No importa si el radicalismo ha perdido tantas elecciones, y una más no nos haría daño absoluto. Pero no ir así, con acuerdos con un sector político ajeno a nuestra idiosincrasia partidaria y haciéndonos corresponsables de este desastre que hoy padece Argentina”, remató el convencional. 

La Argentina de hoy no asumió la herencia de Illia, Balbín y Alfonsín

Al momento de hacer un balance político del camino del país a partir de la administración de Mauricio Macri, el abogado radical dijo que “lo que ha producido el macrismo acá se tiene que pagar intereses de la deuda externa el año que viene. Ése y otros temas no se tratan y demuestran que la Argentina seguirá en problemas”.

“Lo otro –agregó- es la profunda división entre los ciudadanos. Le han hecho creer a la población que si se vota a otro partido seremos Venezuela y yo creo que no es así porque Argentina es otra cosa. Sin embargo se ha alimentado esa grieta que hoy todos padecemos”. 

“Muchas veces reflexiono que si viviera don Arturo Illia, que le levantó la proscripción al peronismo; si viviera Ricardo Balbín, que hizo con Perón la Hora del Pueblo; si viviera Raúl Alfonsín, que quiso hacer la unidad nacional incorporando gente del justicialismo a la Corte Suprema de Justicia y a los organismos de control del propio gobierno radical, demuestra que estamos en los planos inclinados de estos grandes próceres que tuvo el radicalismo en el país”, concluyó.