|23/04/19 07:42 AM

Montero: “Al país no le sirve que el radicalismo se quiebre en mil pedazos”

Lo aseguró la vicegobernadora de Mendoza, ante el momento crucial que atraviesa el partido a nivel nacional

La vicegobernadora de la provincia, Laura Montero, reconoce que la UCR está en problemas por el momento crucial que le toca enfrentar en la actual coyuntura de país. Algo que, en su consideración, se soluciona siendo conscientes de una unidad partidaria y que de esa manera arriba al cónclave del máximo organismo que tienen los radicales, la convención nacional”.

Cree que su partido, quebrado en mil pedazos, no le hace bien a la Nación, por ese rol esencial que hoy juega. “La Argentina tiene millones de habitantes que sufren y es en el ámbito de la política donde deben surgir las respuestas de fondo que hoy urge poner en práctica”, dice Montero.

El diálogo periodístico con la Vicegobernadora y medios de prensa, entre los que se encontraba El Ciudadano, se inició en el análisis del cierre de listas: “Los candidatos dentro del Frente Cambia Mendoza han sido elegidos en un ámbito amplio de participación y de legitimidad, partiendo de las bases. Por eso considero que constituimos una buena oferta electoral. Creo que Rodolfo Suarez es un hombre que puede darle continuidad a nuestro Gobierno, con una mirada más estratégica para Mendoza”.

Consultada sobre si no veía con la misma perspectiva a Omar De Marchi, respondió: “A él también lo he visto con cierta vocación al diálogo, apertura y con mucho entusiasmo. En ambos casos se da una suerte de transversalidad, porque Suarez tiene el apoyo de gente del PRO y De Marchi tiene el apoyo de radicales. Solo espero que, quien gane, sepa tener el desafío de convocar al otro y mirar por la Mendoza que viene en un contexto a nivel nacional muy adverso”.

Al preguntarle sobre su presencia como precandidata, Montero dijo: “No tengo una proyección cierta a nivel provincial. Creo que a nivel nacional podría contribuir mucho más, por lo que habrá que ver cómo se da ese desarrollo, ya que es el partido el que debe ponerse de acuerdo”. 

“Tenemos que tener en cuenta  que el radicalismo está pasando por una situación sumamente compleja, porque por estos tiempos dirime entre dos posibilidades y es donde considero que la UCR juega un rol esencial en la política del país y se tiene que mantener unida. Estoy convencida de que tiene que llegar a la convención nacional con unidad partidaria, ya que lo peor que le podría pasar al radicalismo y su contribución al país es quebrarse en mil pedazos”, agregó con énfasis.

La política debe dar señales claras ante tanta gente que sufre

Consultada sobre los recientes anuncios del Gobierno nacional en materia económica y su visión sobre el control de precios, Montero expuso: “Vamos a ver qué sucede con la puesta en marcha de este cúmulo de medidas. Yo resalto el control sobre el sistema de cambio, porque creo que el proceso inflacionario, el desajuste de las variables macro tiene que ver mucho con las expectativas de este año. Casi un 80% abarca lo que expreso, porque siempre influye sobre la definición de inflación, volatilidad cambiaria y porque, además, es un año electoral. Es decir, que todos estos factores exógenos juegan un rol fundamental en el complejo momento. Por eso insisto, el hecho de poner límites en el control del cambio, eso plancha el tema cambiario si uno mira a diciembre con un dólar a $60. En definitiva, un círculo vicioso que nos llevaba al fracaso”.

Otro punto a tener en cuenta es aplanar las tarifas, dijo Montero. “Yo en 2016 le dije a El Ciudadano que ese era el talón de Aquiles y que se debía ir con mucha prudencia, por los impactos que tienen sistemáticamente sobre los precios. Por eso, el aplanamiento de las tarifas es muy importante. Con referencia a los controles de precios o acuerdos en las mercaderías, son medidas circunstanciales. No niego que influyan, pero tienen que ver a que los acuerdos que le acabo de explicar se avengan a esos precios. Pero reitero, que son medidas circunstanciales para darle un poco de oxígeno a la gente que, sinceramente, está muy mal. Es cierto que se está aplicando lo que en su momento se criticó al anterior gobierno, pero también es cierto que hay mercados concentrados que deben avenirse a cumplir con los precios de mercaderías. Deben dar señales claras, porque estamos en un momento muy difícil del país”, destacó.

Finalmente, sostuvo: “Todo esto debe tener señales claras desde la política, porque es la que debe comenzar a resolver las cuestiones de fondo con acuerdos y consensos, colocando paños fríos y mirando que hay mucha gente que está sufriendo. Es un duro panorama de un 30% de pobreza y con mucha indigencia, que no logramos remontar como país y que se hace necesario convocar a toda la dirigencia, organizaciones sociales y a la ciudadanía, para que todos entendamos que nuestro país no puede perder más oportunidades, sacrificar más su futuro y no puede poner por delante los intereses personales y partidarios para destruir. Todo eso es lo que perjudica profundamente a este país y su gente no lo merece”.