Buenos Aires, Argentina
Godoy Cruz, Mendoza, Argentina

|31/12/19 03:28 PM

El Presidente ratificó que enviará el proyecto de ley para legalizar el aborto

"Es un problema de salud pública que hay que resolver. Hay mujeres que se mueren y no quiero hacerme el distraído", sostuvo Alberto Fernández en una entrevista radial

Por Redacción

El presidente Alberto Fernández confirmó este martes su decisión de enviar un proyecto de ley al Congreso de la Nación sobre interrupción voluntaria del embarazo (IVE) y reclamó "un debate sensato", aunque anticipó que la iniciativa buscará "garantizarle todo a todos".

"Es un problema de salud pública que hay que resolver. Y hay que resolverlo con otra lógica, porque la lógica de Boca-River con que lo tratamos fue una mala idea", sostuvo el mandatario.

"Mi decisión es mandarlo en este ejercicio", señaló el mandatario.

En diálogo con Radio Continental, Fernández brindó algunos de los lineamientos que tendrá la iniciativa del Poder Ejecutivo: "En el próximo proyecto tenemos que garantizarle todo a todos. La que quiera abortar, que tenga la posibilidad de abortar; y la que quiera tenerlo, que pueda tenerlo".

Para el jefe de Estado, "eso quiere decir generar un debate sobre las familias de tránsito, definir mecanismos rápidos de adopción y mejorar la educación anticonceptiva".

"Todos saben que lo voy a impulsar, pero debemos tratarlo con seriedad, un debate sensato, no con la lógica del Boca-River, de que el pañuelo verde es un progresista y el pañuelo celeste, un retrógrado. Hay mujeres que se mueren y no quiero hacerme el distraído", manifestó.

Al ser consultado sobre el momento en que será enviado el proyecto de ley al Congreso, precisó: "Mi decisión es mandarlo en este ejercicio".

De esta manera, Alberto Fernández, que en reiteradas oportunidades destacó que el aborto es una "cuestión de salud pública", buscará zanjar la profunda grieta que se abrió entre los sectores que pretenden despenalizar o legalizar la interrupción voluntaria el embarazo y aquellos, más ligados a distintas religiones, que se autodenominan "provida".

En 2018, el debate legislativo tuvo una amplia repercusión tanto en los medios como en las calles y llevó a que la Cámara de Diputados le diera media sanción a la iniciativa que avanzaba en la interrupción voluntaria del embarazo, aunque luego se vio el freno que se le impuso desde el Senado.