|23/06/20 08:19 PM

Un policía será juzgado por un jurado por un presunto ‘gatillo fácil’

Se trata del auxiliar José Alexis Méndez, quien está imputado por el homicidio de Ricardo Bazán en la zona de La Favorita en 2019

Por Redacción

Esta semana comenzó con una noticia fuerte en materia judicial para Mendoza. Luego de una audiencia, se confirmó la elevación a juicio por el caso del policía que mató a balazos a Ricardo Bazán, convirtiéndose en el primer juicio por jurado por un hecho de gatillo fácil en la provincia.

Esta historia nace en mayo del año 2019 cuando un agente policial –José Alexis Méndez- se encontraba realizando operativos en la zona cercana a La Favorita, precisamente en el barrio Nueva Esperanza.

Allí detienen la marcha de una camioneta en la que iban dos hombres, uno era Bazán, quien salió corriendo para evitar ser identificado por los uniformados.

En procura de ir a buscarlo, el policía Méndez salió detrás de él y le efectuó seis tiros, dando uno de ellos en la cintura, situación que a las pocas horas le causó la muerte en el Centro de Salud 300 de Ciudad.

El caso tomó repercusión y fue relacionado a un típico episodio de gatillo fácil. El agente, que cumplía funciones en la Comisaría 59 como auxiliar, fue imputado por homicidio agravado por el abuso de su función o cargo cuando fuere miembro de las fuerzas de seguridad, arriesgando una pena de prisión perpetua.

Finalmente, a más de un año del hecho, la jueza de Garantías, Dolores Ramón, desestimó el pedido del abogado del policía, mantuvo la imputación y elevó el caso a juicio, que se realizará bajo la modalidad de jurado popular.

“Si su idea era disuadir a la víctima, dicho disparo debió ser en 45 grados, el disparo fue realizado con conciencia de la ilicitud, sabiendo que el proceder era idóneo para causar la muerte”, explicó la magistrada en sus argumentos.