|08/09/21 05:52 PM

Un hombre violó a un nene de 3 años que estaba perdido en la calle

El abuso ocurrió el pasado sábado en la madrugada en San Miguel. Las cámaras de seguridad del lugar registraron el ataque y el agresor fue detenido

Por Redacción

Una cámara de seguridad de un supermercado de la localidad bonaerense de San Miguel captó una terrorífica escena: un nene de 3 años que estaba perdido en medio de la noche fue abusado por un hombre que lo sometió sexualmente en la vía pública.

El hecho ocurrió el pasado sábado 4 de septiembre a la madrugada, cuando en las imágenes se ve el momento en el que el hombre de 60 años se lleva al menor y lo atacó sexualmente en la calle.

Captura del video en que se ve al hombre cuando raptaba al niño.

Una vez que se dieron a conocer las imágenes de la perturbadora escena, el sospechoso fue identificado y detenido por la Policía Municipal de San Miguel, que hizo un minucioso análisis de las cámaras de seguridad que funcionan en la zona.

Según trascendió, el niño se perdió cuando su mamá fue hasta el kiosco del barrio y, sin que lo advirtiera, el menor salió de la casa a buscarla. Apenas cinco minutos después, cuando la mujer regresó a su casa, se dio cuenta de que su hijo no estaba y de inmediato iniciaron una búsqueda.

De acuerdo a las fuentes policiales, un vecino encontró al pequeño llorando a unas cuadras de su hogar y lo consoló hasta que finalmente llegaron sus papás. La madre percibió que algo había pasado y a la mañana siguiente fue hasta un supermercado cercano y preguntó si podía mirar las filmaciones de las cámaras de seguridad. Y lo que vio fue realmente impactante.

Las imágenes mostraban al hombre llevando en brazos al menor y atacándolo sexualmente. En otros videos se ve además cómo el nene corría sin rumbo y cruzaba la calle después de haber sido víctima del ataque sexual. La investigación de la policía de San Miguel permitió identificar y atrapar al acusado

El acusado, que no tiene ningún vínculo familiar con la víctima ni con su familia, fue identificado como José Luis González y al parecer no tendría antecedentes por ataques sexuales, algo que llamó la atención de los investigadores.

En su casa los efectivos secuestraron las mismas prendas de vestir que llevaba puestas al momento de cometer el abuso: una campera de cuero negra, un jean azul, un cinturón marrón y zapatos oscuros.