|17/11/21 09:10 PM

Un ciclista murió quemado tras ser prendido fuego mientras pedaleaba

La víctima tenía 44 años y los investigadores creen que fue rociada con combustible por un motociclista cuando circulaba por la ruta 28 de Salta

Por Redacción

Un ciclista de 44 años murió tras ser víctima de un misterioso episodio en la provincia de Salta. El martes por la tarde fue encontrado tirado al costado de la ruta provincial 28 con graves quemaduras en el 90% del cuerpo.

Los investigadores manejan como una hipótesis la posibilidad de que la víctima haya sido rociada con un combustible y prendida fuego por una persona que luego huyó sin robar nada. Además, una testigo del caso afirmó que vio como "desde una motocicleta le arrojaron un líquido y que a los pocos segundos comenzó a arder”.

La víctima identificada como Ramiro Esteban Sagasta, fue hallada por un automovilista en medio del camino, cercano a una bicisenda, en estado grave e inconsciente a 4 kilómetros del puesto policial. Luego de dar aviso a las autoridades, el hombre fue trasladado al hospital San Bernardo, donde falleció a las pocas horas a raíz de las gravísimas quemaduras.

 

El hombre fue encontrado al costado de un ruta en Salta y falleció camino al hospital (Foto: El Tribuno).

 

 

Las hipótesis

La fiscal de la causa, Verónica Simesen de Bielke, aseguró que además manejan otras hipótesis, por lo que se aguardan el resultado de la autopsia para determinar si el cuerpo presenta algún tipo de lesión que haya podido ser cometida por el supuesto agresor.

"Se encontró un cuerpo en inmediaciones del kilómetro 14 de la ruta provincial 28. Era una persona que presentaba quemaduras en su cuerpo y que fue trasladada en código rojo al hospital San Bernardo, donde falleció”, dijo la fiscal en una conferencia de prensa. En ese sentido, confirmó que el hombre fue víctima de "una muerte violenta" pero que "no puede descartar ninguna hipótesis".

De acuerdo a las primeras investigadores, Sagasta había salido a andar en bicicleta por la ruta provincial 28 y, por motivos que se desconocen, su cuerpo fue hallado junto a la banquina con quemaduras en el 90% del cuerpo.

“Junto al cuerpo se hallaron una bicicleta, el casco y un barbijo que, según la esposa, le pertenecen a la víctima y que están resguardados para ser sometidos a las pericias biológicas correspondientes”, señaló la fiscal, por lo que quedó casi descartada la hipótesis del robo.

Por otra parte, los investigadores analizarán prendas de vestir que pertenecen a la víctima y que fueron halladas intactas para establecer qué tipo de combustible se utilizó en el hecho.