|01/09/20 06:30 PM

Convocatoria para pedir justicia por Melody, la travesti asesinada en Guaymallén

La concentración será este miércoles en el centro mendocino y el objetivo es visibilizar la violencia que sufren personas trans en la provincia y el país

El brutal asesinato de Melody Barrera, una travesti que recibió seis disparos en el tórax en la madrugada del sábado en Guaymallén, reabre un nuevo debate sobre la vulnerabilidad de personas de la comunidad LGTBIQ.

Su exposición al ser trabajadoras sexuales y la discriminación por parte de la sociedad parecen ser un combo letal para este grupo de personas. La muerte de esta joven de 27 años no es la primera en nuestra provincia aunque el ataque a travestis o trans suele darse -con frecuencia- en las denominadas ‘zonas rojas’.

Para repudiar el ataque sufrido por Melody, diferentes agrupaciones de izquierda convocan a una marcha para este miércoles a las 15 en el centro mendocino, siempre respetando las medidas por la pandemia. El objetivo es  visibilizar esta grave situación que, en reiteradas ocasiones, se transforman en travesticidios o transfemicidios.

En este hecho puntual ocurrido sobre calle Correa Saá, una fiscal de Homicidios (Andrea Lazo) está al frente de la causa que por ahora no tienen ningún detenido.

Por el testimonio de un vecino del lugar, se busca al dueño de un VW Bora color celeste, vehículo desde donde habrían salido los disparos.

Estadísticas duras

Desde el observatorio nacional MuMaLá llevan estadísticas de violencia de género, femicidios y también, de ataques a travestis o trans. En el último informe, que fue presentado hace algunos días y releva hasta agosto de este año, se muestra que en total se han cometido 177 femicidios en sus diferentes variables y cuatro trans/trasvesticidios.

La provincia que más casos tienen es Buenos Aires con 74, seguida por Santa Fe con 21 y Tucumán con 13, en el caso de Mendoza cuenta con dos hechos, un femicidio y un travesticidio.

Un dato que preocupa es que el 28% de los episodios de violencia se produce con arma blanca mientras que un 24 se hace con arma de fuego, como fue el caso de Melody en Guaymallén.

Otros datos que impactan son que en el 20% de los casos las mujeres habían denunciado a sus agresores y que en el 56% tenían hijos/as.