|29/12/20 06:55 PM

La investigación por el crimen de Florencia Romano seguirá con el acusado preso

A través de una videoconferencia, el juez Fernando Martínez confirmó la prisión preventiva para Pablo Arancibia, el único acusado por el femicidio de la adolescente. Su novia Micaela Méndez quedó desvinculada de la causa

Después de la conferencia de la fiscal Claudia Ríos y los abogados querellantes en la causa por el crimen de Florencia Romano, finalmente se comprobó lo solicitado: la prisión preventiva para Pablo Arancibia (33) y el sobreseimiento de su novia Micaela Méndez.

Mediante la plataforma Skype, este martes se realizó la audiencia en la que el juez Fernando Martínez confirmó que el joven de 33 y único acusado por el femicidio de la chica de 14 años, continúe detenido en el penal de Boulogne Sur Mer de Ciudad.

Además, se supo que el magistrado también fijó un embargo de 500 mil pesos y decidió atender el "reclamo" del detenido por la seguridad dentro de la cárcel dado que señaló que ha sufrido amenazas de muerte desde su ingreso.
 

Arancibia sigue alojado en el sector denominado Admisión y que en los próximos el Servicio Penitenciario decidirá a qué sector irá. "Probablemente lo envién al Pabellón 5", explicaron.

Su novia quedó desvinculada

Por el lado de su novia, Micaela Méndez, el juez hizo caso al pedido de la fiscal Ríos al otorgar el sobreseimiento de la causa y se descartó que pueda volver a ser citada como testigo ya que quedó "absuelta".

Recordemos que la encargada de la investigación había reunido pruebas donde ubicaban a la joven de 27 años en Las Heras y no en Maipú, precisamente en el distrito Gutiérrez, donde asesinaron a Florencia.

En la videoconferencia donde se confirmó la preventiva del acusado, los padres de la joven fallecida -acompañados por los abogados Agustín Magdalena y Cristian Vaira Leyton (foto), decidieron no hablar.

Inspección en el callejón Berra

Este martes, pero por la mañana, se realizó una inspección ocular en el callejón Berra de Maipú, lugar donde presuntamente asesinaron a Florencia Romando en la tarde del sábado 12 de diciembre.

Esta tarea se realizó para analizar el tiempo que hubiese tardado en llegar un móvil policial (la Comisaría 29 está a pocos metros) hasta la casa donde estaba la adolescente, teniendo en cuenta la desatención por parte de la operadora del 911 que ahora está acusado de 'abandono de persona'. Las primeras conclusiones a las que arribaron fue que el auxilio policial habría tardado menos de 5 minutos.