|23/12/20 04:30 PM

Imputaron por abandono de persona a la operadora del 911

El fiscal de Delitos no especializados, Jorge Calle, informó sobre la calificación que recibió la mujer que desatendió el llamado el día en que mataron a la jovencita en Maipú

 

Son días agitados para la Justicia mendocina en torno al caso Florencia Romano, la adolescente de 14 años asesinada en una vivienda del distrito Gutiérrez de Maipú.

Después de las declaraciones de la fiscal de Homicidios, Claudia Ríos, donde confirmó que solicitará el sobreseimiento de Micaela Méndez y la prisión preventiva de su pareja, Pablo Arancibia, se conoció otra noticia en la causa: la imputación de la operadora del 911.

El Ministerio Público dio a conocer que por decisión del fiscal de Delitos no especializados, Jorge Calle, la mujer recibió la calificación de abandono de persona en contexto de violencia de género institucional en concurso ideal por incumplimiento de su tarea como funcionaria pública.

Recordemos que el sábado pasado, momento en que Romano habría sido asesinada, un vecino del callejón Berra llamó al 911 y la operadora, en este caso una empleada que lleva 13 años en la institución, desestimó la llamada siendo que el hombre anunciaba una situación de violencia de género.

En la conferencia de este mediodía en la explanada de la Fiscalía de Homicidios, el abogado Cristian Vaira Leyton, recientemente constituido como querellante en la causa, cargó las tintas con el Estado por la "responsabilidad en la seguridad de los ciudadanos" y señaló que el accionar de la operadora está enmarcado en "un problema estructural del 911 en la provincia".

¿Qué pena le puede caber?

Según lo que marca la ley y dependiendo de la doctrina jurista que se siga en este caso particular, a la operadora imputada le podría caber una pena de entre 3 y 9 años de prisión.