|15/09/20 08:27 PM

Homicidio en Colonia Segovia: padre e hijos imputados

La fiscal Claudia Ríos decidió imputar a los tres hombres por el crimen de Rodrigo Oliva, perpetuado en lunes a plena luz del día en el barrio Nebot de Guaymallén

El asesinato de Rodrigo Oliva, de 31 años, causó asombro en los habitantes del barrio Nebot de la zona de Colonia Segovia, en Guaymallén.

A plena luz del día, unos sujetos le balearon la casa y una de las balas le dio en el tórax, situación que le provocó graves heridas falleciendo a los pocos minutos en un hospital cercano.

Después de este hecho de sangre, los agentes se dispusieron a buscar a los presuntos asesinos del joven, con alto prontuario policial. Finalmente, en esa misma barriada en la noche del lunes detuvieron a Roberto Puebla (64) y José Puebla (23), padre e hijo. Pero de acuerdo a lo expresado por la fiscal del caso, Claudia Ríos, faltaba detener a otro hombre que estaba sindicado como el autor material de este crimen.

Ya en la madrugada de este martes, en la Subcomisaría de Puente de Hierro se entregó personalmente Gabriel Puebla, de 36 años, quien ya se encuentra aprehendido junto a su padre y su hermano. La fiscal Ríos expresó que los tres hombres ya fueron imputados por el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego (artículo 79 del Código Penal).

La música fuerte, el motivo de la disputa

De acuerdo a los datos recabados en esta causa, los problemas entre los imputados y Oliva vendrían hace un largo tiempo. Eran vecinos del barrio Nebot y según apuntaron testigos, en el mediodía del lunes la víctima fatal estaba escuchando música en su vivienda cuando aparecieron los presuntos asesinos y abrieron fuego.

Entre esa balacera, uno proyectil impactó en el cuerpo del joven de 31 años y le provocó la muerte a los minutos. Entre los antecedentes del fallecido figuran amenazas en concurso real, tenencia de arma de fuego y una condena efectiva por un crimen cometido en 2008

TAGS