|11/01/22 07:19 PM

Video: el dramático momento en que policías le salvan la vida a una beba

Una agente le practicó RCP a la pequeña que se había ahogado y no respiraba, mientras la trasladaban de urgencia hacia el hospital

Por Redacción

En un desesperante video, dos efectivos de la Policía Municipal de San Miguel, en Buenos Aires, se vistieron de héroes y socorrieron a una mujer que tenía a su beba de 15 meses que no respiraba porque se había ahogado, salvándole la vida en cuestión de segundos.

El dramático hecho ocurrió el pasado domingo al mediodía en esa localidad bonaerense, pero las imágenes se conocieron recién este martes. Todo quedó registrado en un impactante video difundido por las cámaras instaladas en la patrulla policial.

La madre de la niña pidió ayuda al personal del móvil que estaba patrullando la zona y los oficiales inmediatamente dieron aviso y las trasladaron al Hospital Larcade. En ese momento, la mujer policía, suboficial Laura Pagani, le practica maniobras de RCP a la niña, mientras que el conductor del patrullero intenta llegar lo más rápido posible al nosocomio.

 

 

"¡Se está ahogando la criatura, dale!", le dice a su compañero para apure la marcha. Mientras tanto, la madre de la nena grita desesperada. "¡Dale amor, por favor!", le ruega la oficial a la beba para que reaccione, hasta que finalmente logra reanimarla.

El efectivo, identificado como Diego Matías Carrizo, conducía rápidamente con la sirena pidiendo que le abran paso, y en paralelo con la radio reportaba la emergencia. Hasta que en un momento, la oficial gritó: "Está respirando, está respirando".

 

 

Finalmente, la pequeña fue atendida por los médicos de guardia del hospital, donde ingresó con dificultad respiratoria y pudieron estabilizarla. "Nos dieron el alta a las 22hs. Ahora a controlar, mi nena está bien, jugando, gritando y corriendo como siempre lo hizo", expresó la mamá luego de agradecer a todo el personal de seguridad y salud por el rápido accionar.

La historia tuvo su momento más emotivo cuando la mamá de la niña y la agente se funden en un fuerte abrazo al ser informadas por los médicos que la niña estaba fuera de peligro.