|15/08/20 05:27 PM

Detuvieron a una mujer por estafas a jubilados mediante cajeros con huella digital

La sospechosa sería la líder de una organización delictiva que operaba en la zona Este de la provincia y habría estafado a más 50 personas

Esta pandemia de coronavirus, inédita para todo el mundo, ha traído aparejado muchos delitos relacionados a las estafas telefónicas, cajeros automáticos o home banking de diferentes bancos.

Este fin de semana y luego de un operativo de inteligencia, en el Este provincial se pudo detener a una mujer que lideraba una banda delictiva que estafaba jubilados de los departamentos San Martín, Junín y Rivadavia.

De acuerdo a información policial, un trabajo de varios meses culminó con la detención de la sospechosa, una mujer de la zona que sería la cabecilla de esta banda que operaba con el siguiente modus operandi: cuando los jubilados se acercaban al banco a cobrar, usando el cajero que posee la huella digital para confirmar su identidad, los delincuentes observaban los movimientos y momentos después, retiraban el depósito que los adultos mayores tenían en su cuenta. “En algunos casos les sacaron todos los ahorros”, comentaron.

Como mencionó este medio, en la mañana de este sábado la Policía pudo capturar a una mujer mayor de edad y de esta forma, continuar su investigación para dar con el resto de los estafadores. “Ha jubilados que aún no han hecho la denuncia y según el informe de uno de los bancos donde pagan jubilaciones, los montos robados ascienden a 500 mil pesos, en total son más de 50 víctimas”, explicaron fuentes policiales.

Si bien no está confirmado, la detenida podría ser imputada por el delito de estafa, delito penado por el artículo 172 del Código Penal que establece que “será reprimido con prisión de un mes a seis años, el que defraudare a otro con nombre supuesto, calidad simulada, falsos títulos, influencia mentida, abuso de confianza o aparentando bienes, crédito, comisión, empresa o negociación o valiéndose de cualquier otro ardid o engaño”.