|22/07/21 02:19 PM

Denunció al padre de sus hijas por abusador y tuvo que irse de Mendoza

Una mujer radicó una denuncia por abuso contra su ex, quien habría vejado a dos de sus hijas en Guaymallén. La denunciante y sus hijos viven en San Luis

Una historia aberrante tiene como protagonistas a una familia que residía en el distrito San José, en el departamento Guaymallén.

A fines de abril de este año, una mujer de 30 años –madre de cinco hijos- se dirigió hasta la Oficina Fiscal 8 y denunció que su expareja y su padre, o sea el abuelo de los menores, abusaron sexualmente de sus hijas de 5 y 12 años.

Esta joven madre indicó que fue su hija más chica la que contó, en la escuela, lo que habrían vivido por parte de estos hombres en la casa que compartían en el distrito guaymallino. A raíz de este testimonio, los docentes se comunicaron con la mujer y fue ésta quien formalizó la denuncia (expediente 41982/21), que se caratuló como abuso sexual con acceso carnal y tocamientos.

En un primer momento se detuvo al padre de las niñas, un joven de 33 años, quien se encuentra imputado por este delito y pasa sus días en el penal de Boulogne Sur Mer de la capital mendocina. Respecto a su padre, un hombre de unos 60 años, se informó que no ha sido imputado pese a que fue “vinculado” verbalmente por una de las niñas.

 

Audiencia por domiciliaria

Esta semana, precisamente el lunes, hubo un pedido de prisión domiciliaria para el acusado, de apellido Galante, por parte de su abogado defensor, Mariano Tello.

“Se hizo el pedido ante la jueza, quien nos pidió que informemos y fijemos un domicilio para poder cumplir la domiciliaria”, indicó el letrado, quien confirmó que todavía no hubo una “definición” por esta solicitud judicial.

 

A San Luis por amenazas

Luego de la denuncia por abuso sexual, la madre y todos sus hijos, incluidos las niñas que presuntamente fueron vejadas, se mudaron de la casa en la que vivían en Guaymallén para instalarse en la vivienda de un familiar en la provincia de San Luis.

¿Por qué se fue? Según sus palabras, se trasladó hacia esa provincia por “amenazas recibidas” desde la familia del denunciado, un hombre que se desempeñaba como albañil.

Más allá de la acusación por abuso hacia sus propias hijas, la mujer indicó que también fue víctima de “violencia de género en varias oportunidades” por parte de este individuo.

TAGS