|18/01/21 08:02 AM

Crimen de la mujer en Luján de Cuyo: las pruebas que complican al acusado

Avanza la investigación en torno al femicidio de Mercedes Margarita Zárate. Evidencias complican la situación procesal del detenido por el asesinato

Por Redacción

Un nuevo femicidio sacude a la provincia de Mendoza. En esta ocasión el macabro escenario fue el barrio Tierra, Sol y Luna, ubicado en el distrito Ugarteche, de Luján de Cuyo, cuando en la mañana de este se produjo el crimen de Mercedes Margarita Zárate (28), quien era oriunda de Salta y residía en nuestra provincia desde hacía prácticamente un año en compañía de su hijo de 9 años.

El asesinato de la joven se produjo en la casa en la que esta residía, aproximadamente a las 11, y el cadáver, que fue encontrado por el hermano de la víctima, yacía en el suelo con heridas punzo cortantes y golpes.

Rápidamente personal de la UID Luján arribó al lugar junto con otras autoridades policiales, y recabaron todo tipo de información para intentar dilucidar lo ocurrido. El testimonio del pequeño de 9 años, quien al parecer también sufrió heridas a manos de quien le quitó la vida a su madre, dirigió a los pesquisas hacia una vivienda de un vecino de Zárate, con quien aparentemente esta tenía una relación sentimental. Fue así que la Policía, detuvo a Roberto Daniel López (19), joven oriundo de la provincia de Jujuy. 

Según datos preliminares, el detenido y acusado por el asesinato de la mujer habría mantenido una relación sentimental con ella.

El Ciudadano pudo saber que la pista clave para dar con López fue que el hijo de la mujer asesinada dijo que “a su madre la había atacado un tal Roberto”.

El chico de 9 años se encontraba en estado de shock cuando llegaron las autoridades.

Hay pruebas en poder de la Justicia que comprometen a López, como una remera y un pantalón con sangre que se encontraban debajo de su cama, además de salpicaduras en sus zapatillas.

En torno a la mecánica de lo sucedido, la Policía sigue recabando pruebas y se busca ahora el arma con el que el acusado, de 19 años, le habría quitado la vida a la mujer, probablemente un destornillador.

Se cree que el asesino esperó a Zárate en la puerta de su domicilio y cuando ésta arribó al lugar, se habría producido una fuerte discusión entre ambos al parecer producto de su relación amorosa.

La mujer recibió golpes de puño y puntazos con un arma blanca, que sería un destornillador.

En ese momento se encontraba en la casa el hijo de Zárate, quien aparentemente fue amenazado y golpeado por el asesino antes de escapar de la escena del crimen. Además, fue el propio chico en shock quien dio aviso a sus familiares sobre lo que le había ocurrido a su madre, quienes al hacerse presentes en el lugar avisaron a la Policía.

El detenido se encuentra alojado en la Comisaría 48ª de Agrelo en interviene en el caso el fiscal de Homicidios Carlos Torres, quien próximamente definirá la situación procesal del sujeto.