|20/04/21 07:59 PM

Chica trans muerta en Mendoza: su familia insiste en que no se mató

La hermana de Josefina Cruseño admitió que no creen en la hipótesis de suicidio y que todo en el caso "es muy raro". Este miércoles harán una misa en honor a la joven fallecida

La muerte de Josefina Cruseño sigue siendo todo un misterio para su familia, quienes descreen de la hipótesis de suicidio.

Recordemos que la chica trans fue hallada sin vida el 12 de abril en el zanjón de los Ciruelos, estaba semidesnuda ya que no tenía ropa en su parte inferior.

Desde aquel fatídico día, sus familiares iniciaron un pedido de justicia que derivó en una marcha y que proseguirá este miércoles, desde las 18, con una misa en honor a Josefina en una parroquia de Ciudad.

"No hay resultado de la necropsia porque nos dijeron que demorará 20 días, nosotros no creemos que fue un suicidio porque ella era muy querida, con muchas amigas y nunca iba a ser algo mal, amaba a mi mamá y siempre estando a disposición, vivía con ella porque era la más chica", empezó diciendo Celeste, hermana de la víctima.

A Cruseño la vieron por última vez el jueves 8 de abril pero se desconoce el horario de acuerdo a las palabras de su hermana. "A ella supuestamente la acosaba un hombre y otros dicen que fue un ajuste de cuenta de gente la zona. No pudimos comunicarnos con la fiscal de la causa y supuestamente el agua le sacó la ropa pero sólo la parte de abajo pero no la de arriba, es muy raro todo", contó.
 
En referencia a la investigación de este caso, la mujer insiste en que la causa se tome como un 'transfemicidio'. "Cuando encontraron muerta a mi hermana en los medios habían puesto que se había ahogado un hombre y luego que la necropsia dijo que había muerto por ahogamiento cuando a nosotros todavía no nos informan el resultado, es más todavía no nos dan las cenizas", puntualizó Celeste.

TAGS