|14/07/21 03:52 PM

Caso Piottante- Libedinsky: la fiscal Ríos aclaró detalles de la prescripción

Además, dio detalles sobre la situación de Mauricio Suárez, el presunto asesino que lleva 15 años como prófugo de la Justicia

A 15 años del doble asesinato del psicólogo Flavio Pìottante (39) y su paciente Analía Estrella Libedinsky (31) el caso se encamina hacia la impunidad ya que el único acusado de perpetrar los crímenes Mauricio Javier Suárez nunca pudo ser localizado. 

El miércoles 14, la fiscal de Homicidios Claudia Ríos brindó una conferencia de prensa para aclarar las novedades respecto al caso Piottante-Libedinsky, si legalmente ha prescripto o si tienen alguna información de Mauricio Suárez, el sospechoso.

“En primer lugar aún no está prescripta la causa, dado que si bien toda actuación prescribe a la medianoche del hecho en el que se cometió el delito. En este caso hubo un acto que interrumpe la prescripción, que es justamente una de las revisiones del artículo 67 que es el llamado a declarar, en este caso, al presunto imputado", manifestó la fiscal.

Y agregó: "Quedan pocos días para prescribir en relación con Mauricio Suárez, pero hay una ampliación, desde hace mucho tiempo, que es una imputación de aboque hacia otra persona que aún no se encuentra identificada, que puede ser de sexo femenino o masculino", detalló Ríos.

“Hay que tener en cuenta que cualquier decreto de aboque puede ser modificado, y entiendo yo que conforme a la escena del hecho, las lesiones que tienen las víctimas, sumado a la declaración del señor Mazziotti que fue en su momento el médico que realizó la necropsia, todo indica que no fue una sola persona el autor de los asesinatos, ese es lo que ampliamos por lo que la causa no prescribe y continuamos investigando" señaló Ríos.

Con respecto a Suárez, como imputado, quedan días para la prescripción sobre eso la funcionaria judicial manifestó: “Prescribe la medianoche del 16 de julio de este año, si llega a presentarse, luego de esa fecha, primero se debe proceder a su identificación, se lo deberá imputar, y determinar si conforme a las planillas de antecedentes y sus huellas dactilares existió algún otro delito que pudo haber hecho, o que se interrumpa la prescripción, pero esa es otra situación", aclaró Ríos.

Búsqueda de Suárez

Sobre la búsqueda del sospechoso la fiscal expresó: “Interpol hace casi 2 años nos informó que había un código rojo en Chile, Coquimbo y en la Serena. Se habló con Interpol de Argentina, de Chile, se llevaron a cabo los allanamientos a través de la Corte de Santiago de Chile. Se llevó todo a cabo de manera diplomática con resultados negativo".

"También se llevó diferentes medidas a través de búsqueda de prófugos de la Nación. No hace mucho una persona dio un dato que este presunto imputado residiría en San Luis, en límite con Córdoba, es decir que se llevaron muchas medidas para dar con su paradero, pero no se pudo".  

Detalles del caso

Piottante y Libedinsky fueron hallados muertos por la madre del hombre el 13 de julio de 2006 a primera hora de la mañana.

Los resultados de la autopsia revelaron que fueron asesinados durante la tarde del 12 de julio y que el psicólogo Piottante murió de dos disparos y su paciente Libedinsky, mostraba signos de estrangulamiento.

Eduardo Martearena fue el primer magistrado a cargo de la pesquisa en su rol de superfiscal. Lo sucedieron otros hasta que en 2017 la causa quedó en manos de la fiscal de Homicidios Claudia Ríos.

Mauricio Javier Suárez Echegaray es el único acusado por asesinato del hombre y la mujer. Una de las hipótesis es que  habría estado celoso por la relación del psicólogo con quien había sido su pareja, Andrea Troncoso, y eso motivó el brutal ataque que terminó con la vida de ambos en un departamento ubicado en la zona centro de la provincia.

Suárez fue visto por última vez el domingo 16 de julio de 2006 cuando terminaba de almorzar con sus familiares directos en Las Heras. Aquella tarde, su auto Fiat Uno fue hallado en estado de abandono en Guaymallén.

Cerca de la prescripción

El doble crimen fue cometido el 12 de julio de 2006, por lo que ya hacen 15 años del hecho. Según lo que establece la ley, cuando se cumple este tiempo “la acción penal se prescribirá durante el tiempo fijado a continuación: 1° a los quince años, cuando se trate de delitos cuya pena fuere la de reclusión o prisión perpetua”.