|15/01/20 07:47 PM

Acoso laboral y muerte, la polémica en la Policía de Mendoza

El suicidio de una oficial inspector abrió una investigación por presuntos episodios de acoso laboral por parte de una subcomisario. La Inspección General de Seguridad (IGS) espera poder acceder a una carta que dejó la fallecida

La Policía de Mendoza vuelve a estar involucrada en una denuncia de acoso laboral dentro de la Fuerza que terminó con el suicidio de una inspectora.

Hace unos días, Gabriela Carrizo tomó la decisión que quitarse la vida por reiterados episodios de acoso que habría sufrido por parte de un superior cuando trabajaba en la Comisaría del Menor.

La mujer, que ocupaba el puesto de oficial inspector, también trabajó en Investigaciones y luego de la comisaría mencionada había sido trasladada a la Unidad Especial de Patrullaje (UEP) de Luján de Cuyo.

La denuncia efectuada por Carrizo y su posterior fallecimiento obligaron a abrir una investigación dentro de la Policía, más allá de la que hace la Justicia.

Este procedimiento está a cargo de la Inspección General de Seguridad (IGS), que comanda Marcelo Puertas. En diálogo con El Ciudadano, el funcionario reconoció que la subcomisaria acusada “está en funciones pero fue trasladada a la zona Este”.

Quizá el dato más sobresaliente de este caso tiene que ver con una carta que habría dejado la inspectora Carrizo antes de morir. “Estamos a la espera de que el fiscal a cargo de la investigación nos permita acceder a la carta y a otras pruebas relevantes en la causa”, señaló Puertas.

La muerte de la oficial

La oficial inspector Gabriela Carrizo apareció muerta en su casa con un disparo (sería de su arma reglamentaria) y en principio, no habría actuado otra persona en el hecho. La investigación quedó a cargo de la Unidad Fiscal de Homicidios, la cual tomará una serie de medidas para confirmar o no la hipótesis principal del caso: suicidio.

Despedida en redes

En Facebook, amigos y compañeros de trabajo de Carrizo manifestaron su pesar por la muerte de la uniformada y dejaron entrever, en sus mensajes, que la mujer estaba sufriendo mucho.

“En tu partida estuvimos todos los que siempre quisiste tener a tu lado, lo conseguiste pero esta no era la manera. Te fuiste enojada y se que tu alma descansara en paz cuando paguen los que tienen que pagar, los que te la han hecho difícil. Todo queda mano de Dios”, posteó una compañera.

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?

Ocurrió un error