|25/09/19 07:21 PM

Condenan a 10 años de prisión a penitenciarios por torturar presos en San Felipe

El hecho se conoció en 2011, después llegó a juicio y este miércoles seis ex guardiacárceles fueron hallados culpables

Por Redacción

Este miércoles condenaron a 10 años de prisión e inhabilitación absoluta para ocupar cargos públicos a seis penitenciarios por las torturas filmadas en 2010 en el Complejo San Felipe de Mendoza, más medidas de satisfacción y no repetición.

Luego de casi 4 meses de debate, el Tribunal Penal Colegiado N° 1 conformado por las Juezas María Belén Salido, Gabriela Urciuolo Muratti y el Juez Agustín Pedro Chacón de la Fuente, condenó por el delito de torturas a torturas los ex funcionarios Germán Núñez Aciar, José Arredondo, Luís D´ Ambrosio, Daniel Perón, Edgardo Quero Rey y Jonathan Bizaguirre.

Los penitenciarios estuvieron detenidos hasta febrero del  2014, cuando se cumplió el tiempo máximo legal permitido para que una persona permanezca detenida sin condena.

“Desde Xumek entendemos que esta condena resulta un mensaje fundamental hacia las fuerzas de seguridad y penitenciarias contra la impunidad de estos aberrantes delitos, sancionando debidamente estos graves hechos”, expresó después del fallo la organización de derechos humanos, que cumplió un rol fundamental desde el inicio de la causa.

El caso

El hecho ocurrió en 2019 pero salió a la luz en 2011 luego de que un celular, que contenía una serie de videos de varios penitenciarios torturando a un preso en el complejo San Felipe, llegara a manos de Xumek, una ONG encargada de la promoción y protección de los Derechos Humano. 

En las imágenes, se podía ver a los funcionarios dando golpes de puño y patadas a un joven mientras se encontraba arrodillado en el piso, con las manos esposadas a su espalda y atadas con un cinturón a una ventana del pabellón, flexionándole hacia arriba los brazos en sentido contrario a su flexión natural.

Estos agentes fueron detenidos hasta febrero del 2014, cuando recuperaron la libertad al cumplirse el plazo de la prisión preventiva. La pesquisa se extendió y tras nueve años, ahora fueron condenados.